El número de personas afectadas por fenómenos climáticos sigue aumentando en el departamento de Córdoba.

El más reciente censo, faltando aún datos por consolidar, señala que son 700 las familias afectadas por inundaciones y el inicio de la temporada de huracanes.

La mayoría de las afectaciones se han sentido con rigurosidad en el sur de Córdoba.

El director de la oficina de gestión de riesgo de la Gobernación de Córdoba, Iván Tapia, dijo que las fuertes lluvias que han azotado a este departamento, han estado acompañadas de vientos huracanados y crecientes súbitas de las quebradas.

La subregión del San Jorge es el área más golpeada, reconoce el funcionario.

Sin embargo, ya hay zonas del Sinú que están siendo afectadas y esperan que en las próximas horas consoliden información y censo que se están realizando con el apoyo de los organismos de socorro para establecer la cifra general de las familias en cada uno de los municipios priorizados.

Las principales afectaciones obedecen a crecientes súbitas de quebradas, lo que popularmente se conoce como creciente de monte.

Los mayores daños se presentan en municipios como La Apartada, Montelibano, Puerto Libertador, Tierralta, San Pelayo, Lorica, Cereté y Montería

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *