Arleth Casado, pasó de ser la más opcionada para ser elegida presidente del Concejo de Montería en la vigencia 2020 a hacer parte de las minorías y se quedó sin la opción de comandar la mesa directiva de esa Corporación y desde allí impulsar las políticas públicas y proyectos de acuerdo del alcalde que ayudó a elegir, Carlos Ordosgoitia.

A pesar de haber sido elegida como la única concejal del partido Liberal, la excongresista estaba esperanzada en ser elegida como presidenta del Concejo, gracias a las fuerzas políticas que buscó el alcalde a través de sus lobbistas, pero que no le alcanzó para obtener las mayorías.

La presidencia del Concejo de Montería para Arleth Casado, era como especie de un buen inicio de año político en lo personal para ella y políticamente para fortalecerse pensando en una posible candidatura al Senado, previa renuncia a su curul que puede hacerlo.

Aunque ese pensamiento no lo diluye el hecho de no ser presidente del Concejo, Arleth Casado, ve frustrada la posibilidad de dirigir esa corporación y deberá desde las minorías políticas apalancar proyectos de acuerdo de la administración, presentar sus propias iniciativas y ejercer control político.

Casado Fernández, no alcanzó a ser postulada para ser presidenta del Concejo porque una nueva coalición de 13 concejales le dio la victoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *