Celsia se apartó de la subasta de venta de Electricaribe

Celsia se apartó de la subasta de venta de Electricaribe

La empresa Celsia desistió de entrar en la puja por la operación de la prestación del servicio de energía en la Región Caribe, con la inminente salida de Electricaribe.

Esa empresa antioqueña, era una de las más opcionadas para ‘pelear’ la operación de uno de los dos mercados segmentados de Electricaribe.

A través de un comunicado, la empresa de energía del Grupos Argos, informó al mercado que se abstiene de continuar participando en la convocatoria para operar el servicio de la electrificadora impulsada por el Gobierno Nacional.

“La decisión se ha tomado después de haber efectuado un análisis profundo, que requirió varios meses de trabajo y la dedicación exclusiva de varios equipos de la organización”, señala un comunicado de Celsia.

La filial de energía del Grupo Argos, resalta que en el proceso “siempre primó el ánimo por participar en un mercado de gran interés, que le permitiría a Celsia crecer en su línea de distribución y ofrecer sus capacidades de operación e inversión para mejorar el servicio en la región”.

Celsia señala que la decisión tomada es el resultado de un minucioso análisis, “valorando el esfuerzo” realizado por las entidades encargadas para hacer viable la venta de Electricaribe como activo.

La administración y personal técnico de Celsia determinó “que las variables con las que se ha configurado el negocio, el volumen estimado de inversión para actualizar y recuperar las redes, adicional a los sistemas de gestión, y en conjunto con las capacidades operacionales que se requieren para dar una verdadera mejora en la calidad del servicio de energía, no permitían superar los umbrales de rentabilidad que se estimaban necesarios para acometer esta importante transacción”.

En la misma nota, Celsia recalca que continuarán enfocados en sus “oportunidades de crecimiento actuales” y apoyando los objetivos de transformación energética del país, que incluyen entre otros, la expansión del negocio solar, el mejoramiento del servicio en Tolima, actividad recientemente adquirida que permitió duplicar el número de clientes de distribución, y en la cual se está ejecutando un plan ambicioso de inversiones.

Así mismo, el inicio de los proyectos de generación eólica en La Guajira, adjudicados en la subasta del pasado mes de octubre y que deben entrar en operación en 2022, y en la construcción de la central TermoTesorito de 200 megavatios (Mw) de capacidad instalad “que aspiramos poner en operación a finales del 2021”.

Finalmente, Celsia agradece al Gobierno Nacional en cabeza del Ministerio de Minas y Energía, a la Superintendencia de Servicios Públicos y a los asesores encargados de liderar el proceso, “la siempre buena y oportuna disposición por resolver nuestras inquietudes; deseamos que este proceso termine en forma exitosa y que la calidad y confiabilidad del servicio eléctrico lleguen a ser pronto las que tan querida región se merece”.

La administración de Celsia presentará una proposición en la próxima Asamblea General de Accionistas de un dividendo ordinario que crece dos veces la inflación, así como un dividendo extraordinario por una sola vez de $100.000 millones, como premio por la venta de la central térmica de Zona Franca Celsia, la cual se entregó al comprador por US$420 millones. Con estos recursos, según explicó, la empresa pudo hacer prepagos de deuda por $1,1 billones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *