Luego de la salida de Evo Morales, Bolivia completa más de dos semanas paralizada y ahora son los partidarios del expresidente los que protestan contra el gobierno interino al no estar de acuerdo con el golpe de estado.

Por su parte, la presidente interina Jeanine Añez dio licencia para que la Fuerza Militar boliviana disparará contra los manifestantes y así contrarrestar las fuertes protestas que se han venido presentando desde la salida de Evo Morales.

De acuerdo con cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, durante las manifestaciones en Bolivia han muerto 23 personas, mientras que otras 715 han resultado heridas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *