Según el informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), los cultivos ilícitos en Colombia tuvieron un porcentaje de reducción de 1.2% en 2018, es decir, 2.000 hectáreas menos que la registradas en el año 2017. De 171.000 a 169.000.

Esto da un tono de esperanza al Gobierno de Duque, luego de cuatro años consecutivos de incremento. Aunque hubo reducción a nivel nacional, en algunas regiones, como la Central y Sierra Nevada, se registró aumentó de cultivos ilícito.

Destaca el informe que el 63% del país cuenta con cultivos de uso ilícitos y los departamentos que presentaron reducciones fueron: Nariño, Putumayo, Meta, Chocó y Amazonas, mientras el incremento de 9.000 hectáreas se presentó en Norte de Santander, Bolívar y Cauca.

La investigación también encontró que el 82% de la coca encontrada el año pasado está en territorios donde hay presencia de grupos armados en esas zonas, que propician la inseguridad y la corrupción en los campesinos que trabajan en la erradicación de cultivos ilícitos.

En conclusiones del escrito, se estima que el 75% de los líderes sociales asesinados entre 2016-2018, habitaban en zonas con cultivos ilícitos y el 71% vivía en los municipios de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *