Desde la Procuraduría General de la Nación, Fiscalía, Contraloría y Superintendencias se retuerce todo

Desde la Procuraduría General de la Nación, Fiscalía, Contraloría y Superintendencias se retuerce todo

Por: Toño Sánchez Jr.

Está más que demostrado que en este país la Procuraduría, la Fiscalía y la Contraloría se han convertido en organismos de extorsión y persecución personal y política. Acciones que en épocas preelectorales se despliegan sin agüero y sin miedo a nadie.

Por ejemplo, hoy en día desde la Procuraduría persiguen a todo aquel que desde el Partido Liberal señalen. En Córdoba la coalición para la Gobernación la están armando a punta de persecución.

Miren cómo han perseguido al Alcalde de Tierralta. Pero en Montelíbano, donde ha habido más homicidios y violencia no se han atrevido a suspender al alcalde por eso. 

Unos ingenieros se robaron el contrato del Acueducto Costanero de Córdoba, cambiaron las especificaciones de la tubería, el agua hoy es más tóxica, pero la Procuraduría no dice absolutamente nada.

El Puente de Valencia se lo robaron por primera vez unos cachacos, y allí también estuvo Valorcon, de Barranquilla, pero jamás la Procuraduría se pronunció y menos la Fiscalía inició de oficio una investigación, así fuera por aparentar.

Hoy en día desde la Procuraduría ‘aprietan’ a Alcaldes, los amenazan con investigaciones a cambio de que respalden a determinado aspirante a la Gobernación de Córdoba.

Hoy suspenden a los directores de hospitales que tienen como jefes políticos a los que no están en la llamada coalición a la Gobernación de Córdoba.

La investigación del llamado ‘Cartel de la Hemofilia’ llegó hasta cuando empezó a tocar a empresas vinculadas con jefes políticos del Partido Liberal.

Lo mismo que pasó en Comfacor. Dejaron de investigar porque llegar a robársela los que apoyan al partido de gobierno.

A los hospitales los persiguen para quedarse con ellos, más no para librarlos de la corrupción.

El Procurador Carrillo se inventó una novedosísima forma de sancionar. Resulta que cuando un mismo funcionario tiene varias investigaciones que se soportan en los mismos hechos fácticos, misma hipótesis, igual tiempo de los hechos y el sujeto activo es el mismo, el Derecho Procesal admite que hay una coincidencia procesal y sustancial por lo que une todo en un mismo proceso por economía procesal. A Carrillo le importa un… c… caro esto. Viene y sanciona 4 veces al mismo servidor público investigado para que los medios de comunicación pagos con pauta estatal digan  que él si está combatiendo la corrupción.

Pero ¿por qué no hace lo mismo con Odebrecht? ¿Por qué no se atreve a investigar a Simón Gaviria, el hijo de uno de sus tantos amos?  

Si esto no es selectividad judicial, entonces qué es.

Yo siempre estuve equivocado. Yo creía que una verdadera democracia se soportaba en su sistema electoral; pero no es así, se cimenta es en una Poder Judicial honesto, independiente y autónomo. Pero en Colombia nuestro Poder Judicial no es honesto ni independiente ni autónomo. ES PERVERSAMENTE SELECTIVO. Y no hay nada más letal para una democracia que unos organismos de control, fiscalía, Policía Judicial, jueces y magistrados selectivos. Ni en las más crueles dictaduras esto se ve como en este país.

Ni hablar de procesos penales en donde la Procuraduría actúa como representante de la sociedad civil; allí se pone de acuerdo con Fiscales y Jueces, según afirmaciones de abogados litigantes que pidieron el anonimato para proteger sus vidas y profesión, para no pedir detención en centro penitenciario para favorecer al corrupto. Y no me quiero referir a la trinca que arman para proteger a miembros de las bandas al margen de la ley y a gente vinculada al narcotráfico.

Capítulo aparte merece la estrategia de vincular a servidores públicos a investigaciones. El descaro ha llegado al punto de que desde la misma Procuraduría le dicen al investigado que regrese sin su apoderado. Este va. Y allí le preguntan cuánto le está cobrando el abogado. Vamos a poner por ejemplo que el investigado dice que 50 millones. Desde la Procuraduría le dicen, contrata a tal abogado amigo mío por 30 millones y te garantizo que el fallo saldrá a tu favor. 

Igual estrategia funciona en la Fiscalía. Hasta hay jueces y ‘honorables’ magistrados que te dicen a qué abogado debes contratar para ganarte el pleito. Porque esto de la justicia en Córdoba se maneja como una ‘cuerda de gallos’. Cada magistrado tiene a su ‘gallo’… me refiero a su juez, quien debe fallarle como dice su ‘patrón’.

En la Fiscalía en Córdoba, por ejemplo, los fiscales de delitos contra la administración pública llevan más de 10 años allí y jamás han condenado a nadie por corrupción en Córdoba, y si lo han hecho ha sido contra funcionarios de poca monta.

Hay fiscales que su sueldo no da para ostentar la riqueza que tienen desde que ejercen el cargo. Por encima de comerciantes y empresarios que llevan trabajando más de 20 años en sus negocios.

No es mentira, me lo aseguran respetados litigantes, que hay procesos ‘inganables’ en estricto derecho. Ya que hay ‘uniones temporales’ y ‘alianzas estratégicas’ entre fiscales y jueces, y hasta magistrados, para que el pleito no te lo ganes en derecho. Aseguran las dos instancias. Por lo que el abogado defensor debe recurrir a un ‘pago extraprocesal’ para que su cliente no sea condenado, así hubiese demostrado en derecho su inocencia.

La corrupción en el Poder Judicial es el verdadero mal de este país, no es la guerrilla, ni la JEP, ni Uribe, ni Santos, ni Petro, ni el Clan del Golfo, ni ‘Otoniel’, es la CORRUPCIÓN EN EL PODER JUDICIAL. Desde la Corte Suprema de Justicia hasta el último operador judicial. Que hay servidores públicos en la justicia honestos, claro que debe haberlos, pero están silenciados por los corruptos, porque como se atrevan a denunciar o hablar los empapelan o los matan.

Estamos en la dictadura de la corrupción judicial.

No quiero terminar sin mencionar que en Comfacor volvieron a elegir de Revisor Fiscal a la empresa que ha estado en el tumbe a Comfacor y a la que estuvo en el desfalco a Emdisalud, pero los organismos de control y las superintendencias de Salud y Subsidio con la lengua… ustedes saben donde.

Columna aparte merecen los tales ‘hallazgos’ de la Contraloría General de la República… las Departamentales y Municipales.

Los ‘hallazgos’ se han convertido en la más vulgar herramienta de extorsión a los alcaldes. Al punto que hay alcaldes, según declaraciones de mandatarios que han suplicado mantenerlos en el anonimato, que pagan mensualmente una cuota para que los tales ‘hallazgos’ no los perjudiquen.

Nos han vendido que los bandidos están en las cárceles. Nos han vendido hasta la saciedad que alias ‘Otoniel’ es el engendro de todos nuestros males. Y todo eso es falso!!! Los verdaderos hampones, lacras y bandidos de este país están en su gran mayoría, hay excepciones, en todas las ramas del Poder Judicial y los llamados órganos de control y superintendencias.

Lo reitero que hay excepciones, claro que las hay! Pero yo quisiera verlas.

Y para terminar, en la Fiscalía de Montería hay una funcionaria, la consentida del Director de Fiscalías, que con su soez vocabulario, al parecer la boca le huele peor que otra cosa, hace lo que le da la … gana. Y allí se deja libre a quien ella diga. Y solo se investiga a quien ella señale. Si esto es honestidad y probidad, entonces perdónenme, el que está mal soy yo.

Ningún país o sociedad puede reinventarse o volver a empezar con un Poder Judicial así de pervertido y asquiento. 

Y lo reitero, los verdaderos bandidos no están en las cárceles, están es en despachos del Poder Judicial, organismos de control y superintendencias. Y hay que decirles honorables y doctores y doctoras.

Al cierre de esta columna me llegó esta ‘jugada’ de una presunta alianza estratégica juez – magistrado, en lo que puede considerarse el proceso más rápido del ordenamiento jurídico civil de Colombia.

Se trata del Proceso Ejecutivo Hipotecario de Yesenia Calonge Álvarez contra la poderosísima Distracom (Dueña de casi todas las bombas de gasolina en Córdoba y Antioquia) ante el Honorable Tribunal de Córdoba. Proceso donde se ha dado una ‘exótica’ interpretación del Derecho Probatorio y Valoración de la Prueba.

Proceso en donde el Juez de primera instancia, el sucreño Oswaldo Martínez P. le concede a la parte interesada peticiones que no habían pedido y desconoce el principio de buena fe de un notario, por lo que falla en favor de Distracom, imponiendo una novedosísima teoría que revienta en mil pedazos el Derecho Probatorio en Colombia. (Digo sucreño para que se sepa que no es de Córdoba. Ahhh! Resulta que los magistrados ahora se nombran a los amigos entre ellos de la siguiente manera. Yo te nombro en Córdoba al tuyo y tú me nombras al mío en Sucre. 

Todo se va a segunda instancia donde sería el presunto ‘jaque mate’ en manos del Honorable Magistrado Pablo Álvarez Caez, pero el fallo quedó para finales de julio de 2019. Sería en esta fecha donde se haría ‘oficial’ esta exótica teoría probatoría que cambiaría por siempre todo el ordenamiento jurídico probatorio en Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *