Después de 16 años, “aún hay más dudas que respuestas por el asesinato de mi padre” : Orlando Benítez

Después de 16 años, “aún hay más dudas que respuestas por el asesinato de mi padre” : Orlando Benítez

Sharing is caring!

Así como su esposa, el actual gobernador de Córdoba, Orlando Benítez, ha sido víctima de la violencia. Al mandatario los paramilitares asesinaron a su padre, el entonces diputado Orlando Benítez Palencia, mientras a su compañera la guerrilla le mató a su padre cuando ella tenía 8 años.

Esa pareja, esa familia, sabe lo que es sentir en carne propia los dolores de la violencia. No en vano crearon al inicio de esta administración la política pública de derechos humanos del departamento, la única en su historia.

Hoy, estos recuerdos retoman actualidad porque, un 10 de abril pero del año 2005, fue asesinado Orlando Benítez Palencia, un hombre que defendió principios basados en el pensamiento liberal de inclusión y defensa de la educación como motor transformador de la sociedad.

Hoy, 16 años después de ese fatídico pasaje de la historia, Orlando Benítez Mora, ahora como gobernador, expresa que aún le quedan muchos interrogantes del crimen.

“Aún hay más dudas que respuestas sobre tu asesinato. Mientras tanto aquí mi madre, mis hermanos, tus nietos que no te dejaron conocer en esta vida seguimos de la mano de Dios y trabajando por el pueblo”, expresó el gobernador desde sus redes sociales.

A pesar de condenar al responsable intelectual, el extraditado jefe de las extintas AUC alias “Don Berna”, al gobernador y su familia le quedan dudas sobre los instigadores y los motivos de un suceso lamentable que los cordobeses que lo conocieron, no sanan de dolor.

Ayer 09 de abril, en medio de la conmemoración Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado, el mandatario dijo que, con el pasar del tiempo y con el recuerdo doloroso por el secuestro y posterior crimen de su progenitor, asegura que los violentos se equivocaron.

Junto a su madre, viuda de la violencia, sus hermanos, huérfanos por la violencia, aseguró que la tragedia la han utilizado para demostrar que hay caminos en la legalidad para construir una mejor sociedad.

Orlando Benítez Palencia, fue interceptado la noche del 10 de abril de 2005 por hombres armados cuando iba a bordo de una camioneta por el municipio de Valencia, su tierra natal. Allí lo secuestraron, pero sus verdugos reciben la orden de asesinarlo, junto a su hermana Iris Benítez Palencia y el conductor de la unidad, Francisco Mestra, quienes también perdieron la vida.

Todo ocurrió en medio de los diálogos entre el Gobierno y los jefes paramilitares en Santafé Ralito, en Tierralta Córdoba.

Dos años después, establecieron que Albeiro Manuel Gómez Martínez, alias ‘Cobra’, de 36 años, reinsertado del bloque Héroes de Tolová de las autodefensas, fue, según la Fiscalía, quien disparó contra Benítez Palencia, su hermana y su conductor.

Las autoridades sostuvieron que la orden habría sido impartida por el ex jefe paramilitar Diego Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, quien fue capturado por este crimen.