El campo no envejece: jóvenes de Valencia han encontrado en el cacao una matriz de emprendimiento

El campo no envejece: jóvenes de Valencia han encontrado en el cacao una matriz de emprendimiento

Sharing is caring!

Lucila Rangel Vidal, es una joven del municipio de Valencia que ha encontrado en el campo una oportunidad para emprender. Contrario a muchos de los jóvenes de su edad, Lucila cree que el campo no envejece y que en él nacen frutos que bien cosechados pueden convertirse en pasos importantes para crear microempresas.

Eso ha significado para ella Delicias del Cacao, su apuesta de emprendimiento nacida en los campos del corregimiento El Reposo, zona rural de Valencia, donde aprendió a sembrar, cosechar y transformar el cacao y el maíz cariaco y hoy lo comercializa a pequeña escala.

“Es una manera de mostrarle a los jóvenes que no necesitamos salir de nuestro campo, podemos seguir produciendo nuestro campo, el campo no tiene por qué envejecer, los jóvenes también podemos hacerlo”, sostiene la joven.

Delicias del Cacao tuvo un espacio en la Feria Expo Joven Córdoba 2021, que se desarrolló en la Plaza María Varilla de Montería el pasado fin de semana, con la organización de la Gobernación de Córdoba.

En la capital de Córdoba, Delicias del Cacao expuso su producto estrella: chocolate Luvid, en presentaciones de 200 y 500 gramos.

“Esta fue una oportunidad para mostrar nuestros productos, pero también esperamos que no se queden solamente aquí en la feria, sino que nos apoyen”, agregó Lucila.

La joven sacó pecho por el cacao que se siembra en el Alto Sinú y por el de su municipio, que ha ganado el Cacao de Oro gracias a la calidad del grano.

Sobre el maíz cariaco, recordó que se está perdiendo la tradición de su siembra y con ello la preparación de comidas típicas que hoy se hacen con otras harinas.

“Estamos tratando de rescatar nuestro maíz cariaco que es tradicional, pero han venido cambiando nuestros productos con otras harinas”.

Como joven emprendedora del campo cordobés, Lucila espera que desde las entidades del sector agrícola y con las políticas dirigidas a los jóvenes, se siga fortaleciendo y acompañando sus procesos para que puedan formalizar sus productos y llegar así a más lugares del país y, por qué, del mundo, con cacao de calidad.