Así lo decidió la Comisión de Presupuesto del Concejo de Montería que mediante votación nominal hundió el proyecto de acuerdo donde el actual alcalde, Marcos Pineda, solicitaba facultades para contratar el Programa de Alimentación Escolar para el año 2020.


La mayoría de los concejales integrantes de la Comisión Tercera votaron negativamente el proyecto al considerar que no se pueden comprometer vigencias futuras.


El gobierno municipal amparó la iniciativa en un concepto de la Procuraduría General de la Nación que le indicaba a las administraciones territoriales que antes de concluir la anualidad dejarán listo el proceso contractual de los PAE para que su ejecución iniciaran de forma paralela con el inicio del año lectivo.


Cerca de 40 mil estudiantes de instituciones públicas de Montería se benefician del programa y le tocará a la próxima administración ‘patinar’ el proyecto y de ser aprobado comenzar el proceso de contratación que tiene sus tiempos establecidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *