En Montería se beneficiarán 8.000 comerciantes informales con el plan piloto nacional de reactivación económica

En Montería se beneficiarán 8.000 comerciantes informales con el plan piloto nacional de reactivación económica

El Gobierno Nacional oficializó la puesta en marcha en Montería del plan piloto del programa de reactivación económica para informales y que beneficiará unos 8 mil microempresarios.

Así lo explicaron la Vicepresidente de la República Marta Lucía Ramírez y el alcalde Carlos Ordosgoitia Sanin, desde el Centro Cultural Guillermo Valencia Salgado “Compae Goyo”, durante el conversatorio de reactivación económica en el que participaron varios comerciantes del sector informal en Montería, cumpliendo con los protocolos biosanitarios y de aforo.

La Vicepresidente explicó que lo importante es que esos comerciantes informales recibirán capacitación, para luego ser apoyados con en un plan de negocios y concretar un modelo de asociatividad que los convierta de informales a empresarios.

“Esto es un programa para los emprendedores de a pie y todo esto condicionado a que ellos se formalicen plenamente; toda esta gente tiene que comprometerse a que esto se hace con formalidad, cero tolerancia con el contrabando, que es lo que le preocupa de pronto a mucha gente que dice cómo van a ayudar a los informales que hacen contrabando, ¡no! muchísimos informales lo que hacen es vender sus propios productos”, manifestó la vicepresidente.

El alcalde Carlos Ordosgoitia Sanin, dijo que esa estrategia se articula con la política de apoyo creada en su administración soportada con Bancoldex, con C-Emprende, Innpulsa y CrediExpress de la Gente.

“Hoy este gran programa piloto de la reactivación económica que usted está liderando a nivel nacional con berraquera, con tenacidad, significa un paso para la formalización, mejores condiciones, mayores beneficios para todos», le dijo el alcalde a la Vicepresidente.

El mandatario indicó que la pandemia desnudó los problemas que tenía la ciudad. Montería tiene una tasa de informalidad de 59.7% y uno de los porcentajes más altos de desocupación que venía arrastrando de los últimos tres años y que se agravó con la pandemia.

“Esta es una oportunidad para recuperar y formalizar fuentes de ocupación y dinamizar nuestra economía”, precisó.