Este martes le darán alta médica a Yulián Anchico: médico de Jaguares

Este martes le darán alta médica a Yulián Anchico: médico de Jaguares

Sharing is caring!

El médico del equipo Jaguares Futbol Club, Augusto Bermúdez, informó que este martes 09 de febrero recibiría el alta médica el volante de contención Yulián Anchico, luego de sufrir un trauma craneoencefálico en un choque de cabeza con un colega de Independiente Santafé, en el cotejo del pasado domingo en Montería.

En entrevista con el programa Pasión Celeste, el profesional de la medicina dijo que en las próximas horas estará de regreso a su casa.

Luego de ser sometido a distintos exámenes y tomografías se logró confirmar que no tiene fractura craneal, ni hemorragias. El jugador no tiene dolor de cabeza, mareo, ni convulsiones, declaró Bermúdez en el programa que se emite por la emisora digital del Club Deportivo.

El jugador está consciente y “me preguntó fue, ¿cuándo puedo jugar?”, declaró el médico de Jaguares.

El deportista estará en recuperación por lo menos durante las próximas dos semanas y se le hará una rigurosa valoración continua.

No descarta que, por prevención, cuando Anchico regrese a las canchas juegue con un protector craneal.

Horas de angustia

El médico Augusto Bermúdez reveló los momentos angustiosos del accidente de juego que sufrió Yulián Anchico.

Dijo que cuando lo asistió en el terreno le dijo que pidiera el cambio y perdió la conciencia. “En el camino a la clínica lo estabilizamos, pero me preocupaba que pasaba el tiempo y no respondía, luego responde abriendo los ojos a preguntas de orientación”.

En su relato el médico dijo que estuvo en esa condición durante media hora, y allí lo pasan a la práctica de una tomografía donde el resultado lo dejó tranquilo, porque no había signos de daños internos, hematomas, ni hemorragias.

“Pero llevaba una hora igual…el reaccionó a las dos horas y pregunta dónde está y que pasó…Él evoluciona favorablemente”, sostuvo Bermúdez, al confesar que tuvo miedo, pero sabía que debía tener y transmitir calma al resto del club y al mismo jugador.