Es por orden del director nacional del Partido de la U, Aurelio Iragorri, en la Gobernación de Córdoba no harán la ‘poda burocrática’ de quienes representan los dos movimientos de esta colectividad que decidieron desligarse de la casa Besaile y arerrizaron en el aeropuerto de Centro Democrático para respaldar a su candidato Carlos Gómez Espitia

Se trata de una orden verbal de Iragorri concertada con los Besaile y entregada a su gobernadora Sandra Patricia Devia Ruíz que ya tenía lista la ‘podadora’ con base en la renuncias protocolarias que pidió a los funcionarios de la Gobernación antes de entrar en vigencia la Ley de Garantías Electorales.

En las últimas horas y acatando esa orden, la mandataria de los cordobeses hizo un pronunciamiento oficial en el que señala que «dará estricto cumplimiento a la normatividad de la Ley de Garantías en todos los casos de vacancia, nombramientos y eceptación de renuncias. No se realizarán cambios ni designaciones dentro del gabinete, salvo de los casos previstos en la ley».

Es que después de la partida oficial de los movimientos de la ‘Ñoñomanía’ y el ‘Jattinismo’ de la que se hacía llamar «gran coalición», aún sin candidato para Gobernación de Córdoba, el director del partido de la Aurelio Iragorri, pidió conservar la institucionalidad evitar un despido masivo de trabajadores cómo se advertía en represalia a los ‘fugados’ .

Y mientras la gobernadora juega a ser política (ella dijo que era apolítica cuando llegó a Córdoba) el partido que ella representa desde el Palacio de Nain todas las semanas tiene un precandidato distinto en el sonajero. Les quedan dos semanas y alertan con resucitar un viejo conocido de la política para la renovación del departamento.

One thought on “Frenaron la ‘poda burocrática’ en la Gobernación de Córdoba.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *