Fue un año difícil… pero no voy a renunciar…

Fue un año difícil… pero no voy a renunciar…

Por: Toño Sánchez Jr.

Desde finales de noviembre de 2020 tomé la personal decisión de no escribir Columnas de Opinión por lo que restaba del año. Ni hacer más programas por Internet de ‘Periodismo Actual’. No fue por amenazas ni por advertencias ni nada, fue una decisión de liberarme de todo y demostrarme que yo podía hacer lo que quería. ¿Y qué quería? ¡Estar yo con yo! Y no hay nada más orgásmico, que ese personal encuentro.

Por los 80 del Siglo pasado Frankie Ruiz sacó un LP (Eran las épocas de los LP, más no de los CD) que se llamó ‘Solista pero no solo’. Tenía su cuento ese título, pero muchísimos años después lo descifré, uno puede estar ‘solo, pero no solo’. Y descubrí que nunca estuve solo, estuve con mi otro Yo Superior… que llevaba años esperándome. No buscándome, esperándome.

Tampoco quería seguir escribiendo por esa pregunta que a uno lo persigue, y que amigos se la restriegan: “Para qué escribes de eso si nada va a cambiar”. “Para qué escribes de eso si tienes hijos pequeños”. “Para qué escribes de eso si nadie te lo va a agradecer”. “Para qué vas a escribir de eso si hay moralistas selectivos (y selectivas)”.

Y de verdad, que me siento fastidiado de escribir de esta realidad monteriana y nacional, por lo que decidí desaparecerme.

Han corrido toda suerte de consejas y opiniones, no me interesan, me fui porque quise, no me porque me botaron. (Esta cita la tomo del coro del tema de Ricardo Ray y Boby Cruz, ‘Adiós a la salsa’).

Pero ha llegado el fin del año 2020 y no tener una Columna de Opinión de agradecimiento para toda esa afectuosa gente que se dio a la tarea de leerla cada sábado, así no estuviera de acuerdo con su contenido, me era inconcebible, por eso decidí escribir esta columna. Para expresar mi Gratitud y Agradecimiento a todas esas personas que me leyeron este año.

Fue un Año 2020 muy difícil. Y hasta trágico para cientos de familias.

  • Sacó lo peor del ser humano.
  • Sacó todo el HUMANISMO de TODO el personal médico.
  • Sacó la avaricia de los ladrones de ‘cuello negro’ y ‘blanco’.
  • Sacó a la realidad que muchos matrimonios solo funcionaban cuando las parejas ‘compartían’ los minutos necesarios de un día de 24 horas.
  • Sacó redescubrir que es mejor criticar que hacer.
  • Sacó a relucir que las pandemias fueran ‘mejor’ ‘si yo fuera el gobernante…’.
  • Sacó a relucir que la creatividad está secuestrada.
  • Y sacó a relucir una cruel realidad: Que hay una masa que está convencida de que “de algo hay que morirse”. Y que les importa un carajo eso del tapabocas, el distanciamiento social y de lavarse las manos.

Este Año 2020 demostró que la palabra GRANDEZA desapareció de nuestra vida, de nuestro diccionario político, económico, social… y espiritual.

Yo estaba convencido que cuando uno se enfrentaba a las tragedias era cuando la gente cambiaba. Al menos eso era lo que unos profesores en bachillerato nos dijeron cuando nos hablaban de los Dramas, Tragedias y Comedias de los Griegos.

Pero yo creo, ¡yo!, que esta tragedia que estamos viviendo con el Coronavirus ha sido usada por los dos extremos oscuros de este país para seguir vendiendo lo que solo da su corazón: Odio, rabia, miedo y resentimiento.

¡Pero hay algo que neutraliza a toda esa gentuza!

Todo ese personal médico que ha puesto ¡TODO! … HASTA SU VIDA!!!

A todos, mi eterna GRATITUD, ADMIRACIÓN Y RESPETO.

Pero aquí llegó a un duro y sentido escenario. El de familias que han puesto un alto costo por este coronavirus.

A todas esas familias, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, mis condolencias, mi solidaridad. Que la Vida, que el Universo, que ese Dios, o como lo quieran llamar, les regale esa ‘Gracia’ y ‘Favor’ sobrenatural para momentos como este. Solo tienen que creer y ya.

No te quedes en esa pregunta de ‘¿por qué me pasó a mí?’. Te vas a atascar. No te pasó por nada malo. Pasó y ya. Sigue. Ese Ser querido tuyo, en el lugar del cielo donde esté, no va a aceptar que te quedes en ese sufrimiento. No esperes a irte tú también para corroborarlo.

Fue un año duro, difícil y si se quiere, terrible.

Pero estamos vivos y llenos de esperanza y felicidad.

Jamás me imaginé que escribir lo que pensaba me fuera a joder tanto, más que el COVID 19. (Es LA Covid).

Pero muy a pesar de esa Pandemia y de mis enemigos NO voy a RENUNCIAR…

  • No voy a renunciar a escribir así no tenga ganas de escribir.
  • No voy a renunciar a leer así no tenga ganas de leer.
  • No voy a renunciar al amor así me haya dado las más duras lecciones.
  • No voy a renunciar a estar al frente de las más bellas mujeres, así no me quieran ver.
  • No voy a renunciar a seguir soñando así todos los sueños se hayan reventado en mis manos y en mil pedazos.
  • No voy a renunciar a la esperanza así lleguen los días más oscuros y terribles.

No voy a renunciar en creer en los demás, así muchos me hayan dado la espalda.

  • No voy a renunciar a la amistad así muchos entrañables amigos se hayan alejado de mí.
  • No voy a renunciar a la FE, así pasen los días, meses y años y no vea lo que estoy esperando ver.
  • No voy a renunciar a los milagros, así no los haya visto. Pero últimamente he visto muchos.
  • No voy a renunciar a la magia de la vida así no la vea hoy… mañana aparecerá.
  • No voy a renunciar a las lecciones de la vida así sean amargas y dolorosas.
  • No voy a renunciar a la alegría, así haya todas las razones para estar triste.
  • No voy a renunciar a mi presente y futuro, así todos quiéran restregarme y humillarme por mi pasado.
  • No voy a renunciar a opinar, así mis opiniones molesten a los demás y me alejen de personas cercanas.
  • No voy a renunciar a enfrentarme a quien sea cuando mis convicciones así me obliguen.
  • No voy a renunciar a pararme cuando me caiga o me hagan caer.
  • No voy a renunciar a escribir de la realidad de este Departamento, Capital y País, así se me vaya la vida en ello.
  • No voy a renunciar a la vida, así ese Coronavirus se vuelva más agresivo.
  • No voy a renunciar a triunfar así el éxito esté escondido.
  • No voy a renunciar al Golf así no haga es score.
  • No voy a renunciar a la Felicidad y a ser Feliz por los demás.
  • No voy a renunciar a ser como soy por complacer a los demás.

Me declaro en eterna alegría, paz y amor.

Y este viejo y duro año lo despediré, no con el numerito de Aníbal Velásquez, ‘Cinco pa’ las doce’, sino con ‘Ya no interesa’ de Hansel y Raúl. ‘Todo Está Querido’, de Miguel, Óscar y su Fantasía. ‘A las mujeres que amé’, de Hansel y Raúl. ‘Ay No’, de Ray Barreto. Y ‘Llanto de Cocodrilo, también de Ray Barreto.

¡Feliz Año 2021! Llénate de Gratitud, Esperanza y Fe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *