Como lamentable calificaron dirigentes de la Región Caribe que el Gobierno del presidente Iván Duque, aplace nuevamente la adjudicación del nuevo operador eléctrico para los siete departamentos de la Región Caribe.

La excusa del Gobierno es que que ante la inexequibilidad de la Ley de Financiamiento y el trámite de una nueva ante el Congreso de la República, se causaría un impacto negativo la declaratoria en valoración de los mercados de energía Caribe Sol, Caribe Mar y Nuevo Caribe en aspectos determinantes como la tasa nominal de renta, la tasa de mega inversiones y la deducción del IVA pagado en la adquisición de bienes de capital, que tienen un efecto relevante sobre la transacción.

Mientras la Región necesita una solución permanente y estable de manera urgente, el Gobierno sigue incumpliendo su palabra de exterminar a Electricaribe, catalogado como el cáncer que no ha dejado despegar buena parte del desarrollo industrial en la costa caribe.

La Superintendencia de Servicios Públicos y el mismo presidente Iván Duque habían prometido que en el mes de diciembre de 2019 se adjudicaban los nuevos operadores para cambiar a Electricaribe, pero su suerte, sino hay más aplazamientos o dilaciones, fue aplazado para febrero de 2020.

Según la Superservicios, la variación en la valoración podría ascender a cerca de 500.000 millones de pesos; razón por la cual Electricaribe ve la necesidad de prorrogar el plazo de las subastas que adelanta actualmente para la presentación de ofertas vinculantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *