La CVS tiene la última palabra con la variante de Lorica

La CVS tiene la última palabra con la variante de Lorica

Sharing is caring!

Después de cumplirse con las consultas previas de organizaciones indìgenas asentadas en la zona, es a la Corporación Ambiental de los Valles del Sinú y del San Jorge, CVS, la que debe darle trámite a la autorización de los trabajos que deberá realizar la Concesión Ruta al Mar para la variante nacional a su paso por Lorica atravesando la margen derecha de la Ciénaga Grande.

La CVS, que no daba la licencia hasta que se cumplieran las consultas previas, paso que ya se dio, no tendría inconvenientes en la autorización ambiental para el desarrollo de este tramo de doble calzada que parte desde Caucasia-Antioquia y culmina en Cruz del Viso, Bolívar.

Como se sabe el pasado 9 de enero del año 2020 el Juzgado 15 laboral de Bogotá, consideró que se violaron derechos fundamentales invocados mediante acción de tutela, a comunidades indígenas del Bajo Sinú.

Para el juez, las pretensiones de los aborígenes son aceptadas para el impacto de la obra no hubo una socialización del proyecto con los representantes de los resguardos.

Acatando la orden judicial se realizaron tres consultas previas en la región y solo hasta este 19 de marzo hubo acuerdo entre las partes.

Ese proyecto vial que reducirá tiempo y distancia entre el departamento de Antioquia y las tres perlas del Caribe; Cartagena, Barranquilla y Santa Marta, ha tenido también reparos mediante una acción popular.