Las estaciones de ventas de combustibles de las fronteras colombo-venezolanas en La Guajira y Cúcuta empiezan a estar necesitadas por gasolina, debido al poco líquido enviado por parte del Ministerio de Minas y Energía y la escasez del contrabando del vecino país.

Esta situación del desabastecimiento es provocado por dos factores. Primero, la cantidad de gasolina legal en las estaciones se servicios no soporta la demanda. Segundo, el combustible de contrabando no se consigue debido a los controles en la frontera con Venezuela.

Los revendedores informales en la frontera venden el galón de gasolina entre los $20 y $30 mil pesos, mientras que en las estaciones de servicio que reciben gasolina legal colombiana, las colas son interminables porque el galón se vende a $12 mil pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *