La pandemia se llevó a otro gran señor de la radio cordobesa, Orosmán Soto Fabra

La pandemia se llevó a otro gran señor de la radio cordobesa, Orosmán Soto Fabra

Sharing is caring!

Decencia, eso encarnó en su trayectoria de vida en la radio cordobesa uno de los personajes más queridos de este medio de comunicación en el departamento, Orosmán Soto fabra, otro gladiador de los micrófonos víctima de la Covid-19.

Luego de pasar internado en una clínica de la ciudad y batallando contra el letal virus, Orosman el dueño de “La Onda Rítmica” programa que institucionalizó durante tantos años, falleció.

“La audición de que se oye, se oye», era un estribillo que solo él sabía hacerlo para recalcar la penetración de su mensaje radial y la buena música que compartía con sabios consejos e historia de cada pieza.

“Orosmán, dejas un gran vacío en nuestras vidas. Hace años lograste superar una delicada cirugía cerebral, sin embargo, hoy fue más poderoso el desgraciado virus”, declaró su sobrino político, hombre de medios en Córdoba, Leonel Guerrero.

Siempre recordaremos la generosidad, amabilidad, responsabilidad, respeto, decencia, cariño, bondad y profesionalismo de Orosmán, el mismo que al terminar cada programa repartía bendiciones y susurrando desde el micrófono decía “chaoooo”. Hasta pronto viejo amigo.