¿Las empresas de salud sí está cumpliendo?: En Córdoba se redujo sorpresivamente la toma de muestras para la Covid-19

¿Las empresas de salud sí está cumpliendo?: En Córdoba se redujo sorpresivamente la toma de muestras para la Covid-19

El único laboratorio de referencia autorizado y avalado por el Ministerio de la Salud en el departamento, es el de la Universidad de Córdoba y desde que comenzó a operar con recursos propios y apoyo de la Gobernación, la curva de pruebas ha ido decreciendo.

Cuando todos los ciudadanos reclaman pruebas inmediatas para evitar fallecimientos y luego la confirmación de pruebas diagnósticas, llama poderosamente la atención que la remisión de la toma de ellas en vez de sostenerse o aumentarse, se hayan reducido.

Si bien la responsabilidad no es de la Secretaría de Salud del departamento de Córdoba, ellos tienen una función de inspección y vigilancia que deberían poner en marcha para que verifiquen si las empresas de salud que atienden miles de pacientes diarios están cumpliendo con la obligación de tomar las muestras a pacientes sospechosos, o que tengan sintomatologías asociadas a la Covid-19.

Desde el inicio de la pandemia se reclamaba apoyo de laboratorios, se anunciaron tres para Córdoba y solo uno, gracias a que invirtió en la compra de reactivos, está funcionando. Pero ahora que está al servicio lo están subutilizando.

Cuando se puso en marcha el laboratorio se enviaron 55 muestras y a la fecha 11:00am del viernes 17 de abril cayeron a 13 las reportadas al laboratorio. Los datos los tomamos de los informes oficiales publicados por la Universidad de Córdoba.

Aquí surge una pregunta ¿están enviando esas empresas de salud las muestras directamente al Instituto Nacional de Salud? . Si es así, desgastan el sistema, subutilizan el laboratorio habilitado en la región, hacinan al INS y gastan más recursos porque deben enviarse por avión de carga y se demoran más.

Súmele a esto que, cada día de trabajo en el laboratorio, los profesionales deben desechar diariamente los equipos de bioseguridad con las que laboran. Eso cuesta.

Si la respuesta es que las pruebas que se envían a la Universidad de Córdoba son las únicas practicadas en el departamento, podríamos inferir que estamos bien y la curva de contagio fue aplanada y enterrada. Córdoba tienen más de un millón 200 mil habitantes y solo envían 13 muestras a la Universidad, cifra ínfima frente a una pandemia y las alertas de contagio.

Contrario a ello, Córdoba sigue creciendo en casos, ya son 17 pacientes conformados y 2 dos fallecidos.

¿Será que están esperando que el Estado les regale las pruebas rápidas, que no son de confiabilidad plena, mientras las pruebas moleculares que se hace en laboratorios es del 99%?.

No soy experto en temas de salud, pero es de fácil deducción inferir que en tiempos de crisis como las actuales los planes de prevención, promoción y búsqueda de pacientes deben ser activados. ¿Lo hicieron?, ¿lo están haciendo?.

Concluyo diciendo que la Gobernación de Córdoba le tocó asumir los equipos de bioseguridad que le correspondía a las ARL, la Nación le giró un mundo de dinero a las EPS e IPS privadas para enfrentar la pandemia y particularmente, de pronto, hasta errado estaré, pero no veo esas inversiones y resultados.

No estaría demás pedirle a la Contraloría, Fiscalía, Procuraduría, Ministerio de Salud, Supersalud, y todos aquellos cargos burocráticos del Estado asociados a la inspección, vigilancia y control, que hagan un simple análisis e investiguen si están o no, las empresas de salud cumpliendo con sus obligaciones y protocolos sanitarios de la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *