Es una excusa decente decir que fue por una consulta que advertía su inhabilidad, cuando realmente la renuncia a la candidatura de Víctor Díaz a la Gobernación de Córdoba está relacionada con la presión interna de la coalición.

Para generar consenso interno en esa coalición de la que hacen parte vertientes del partido de la U, una línea conservadora y liberal, Víctor Díaz, fue invitado a firmar acuerdos, ¿qué clase de acuerdos?, una explicación que seguramente ocultará el médico y ahora exaspirante.

Este medio conoció que los amigos de Víctor Díaz en el gremio médico se desinflaron al conocer los ‘compromisos’ a los que estaba convocado para avalar la candidatura.

La coalición no aceptará esta versión, declararán que es mentira, pero aunque no exista prueba documental firmada, porque al final Díaz no lo hizo, esa fue la verdadera razón por la cual Díaz, prefirió apartarse y el secreto a voces se quedará en el olvido improbable, pero deja una huella de improvisación política y la persistencia de una dañina práctica politiquera para beneficio personal, el resto es discurso para engañar. 

Yo felicito a Víctor Díaz, de no prestarse a ello, pero también prende las alarmas, porque buscarán candidato ¿con la misma estrategia?, ¿el nuevo candidato firmará?. Yo espero que esos jefes políticos que les gusta la ‘firma de acuerdos no programáticos ’ abandonen esa práctica y si persisten en ella, el futuro aspirante no se preste para ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *