El próximo martes 8 de octubre el expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, tendrá que declarar ante la Corte Suprema de Justicia por el presunto soborno y fraude procesal en las investigaciones de presunta manipulación de testigos.

Esta decisión se toma luego de que la Sala dijera que las intercepciones al celular del senador eran legales y esas serán tenidas en cuenta en el proceso que se adelante contra Uribe, presidente entre 2002 y 2010 y hoy Senador de la República.

Hay que recordar que en 2018 se investigaron a 19 personas, entre las que estaban los familiares de Juan Guillermo Monsalve, el testigo preso en la cárcel La Picota de Bogotá y que habría denuncia nexos de Uribe con grupos armados al margen de la ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *