El exjefe de las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia, Salvatore Mancuo, propuso reconstruir con todos los actores la verdad completa del conflicto armado en el país, aunque varias personas en el país con poder, la tengan “secuestrada”.

En una carta enviada al padre Francisco De Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, Mancuso propone que ser escuchado, así como quienes fungieron como jefes de la guerrilla, terceros civiles, miembros de la fuerza pública y políticos entre otros, para que el país sepa lo que pasó mientras estaban alzados en armas.

Desde su centro de reclusión en Estados Unidos, Mancuso aceptó la invitación que le hiciera el padre De Roux, de decir públicamente la verdad que esperan las víctimas.

Pero el exjefe paramilitar va más allá y propone que debe ser un evento público donde estén las víctimas, medios de comunicación como testigos y organizaciones internacionales acompañando el proceso.

Sobre su extradición a Colombia expresó «…me han solicitado en extradición para llevarme nuevamente a prisión en Colombia para poder torturarme y asesinarme y así silenciarme definitivamente. Pero las víctimas me necesitan vivo desde cualquier parte del mundo para poder continuar cumpliéndoles, de nada les sirvo asesinado en Colombia, por eso he adelantado acciones legales en pro de proteger mi vida» .

Además, indicó que ellos como exparamilitares han colaborado con la verdad en Justicia y Paz, pero quienes se ven afectados en altas esferas del poder debido a sus declaraciones han tratado de mantener ocultas sus confesiones.

«Una parte relevante de la verdad declarada por todos los postulados, ha sido “secuestrada” por personas desde puestos de poder, quienes han impedido que se conozca la verdad sobre las causas del conflicto armado y sus responsables» señaló.