No permiten examinar un ‘elefante blanco’ y se rompe la relación Torres-Devia

No permiten examinar un ‘elefante blanco’ y se rompe la relación Torres-Devia

La hipócrita relación institucional del rector de la Universidad Pública de este departamento, Jairo Torres y la gobernadora de Córdoba, Sandra Devia Ruíz, se deterioró y se abrió un nuevo capítulo de discrepancias que rayan en lo personal y que mal manejado será llevado al campo político.

El detonante fue la declaración pública hecha por el rector de la Universidad de Córdoba, Jairo Torres, cuando con tono de molestia y reclamo aseguró que no se permitió la entrada física de él y estudiantes a la sede que construye la Gobernación en el municipio de Sahagún.

Con interrogantes sarcásticos como ¿qué esconden?, ¿van hacer otra prórroga a la obra?, ¿no lo van entregar este año?, Jairo Torres, arremetió contra la gobernadora a quien le pidió claridad sobre la ejecución de obra que debe recibir la Universidad, pero que se niega hasta tanto esté debidamente culminada y con el escenario d sostenibilidad financiera definido.

El rector fue invitado este lunes a la Asamblea de Córdoba para exponer el panorama de sostenibilidad de la sede de la Universidad de Córdoba en Sahagún, obra que no terminan, que fue señalada como ‘elefante blanco’ por la Contraloría General y que nada de raro tiene que la dejen para el nuevo mandatario.

En medio del reclamo público, hasta el escrito de este artículo se desconocía pronunciamiento alguno de la mandataria.

Lo que sí quedó claro es que la relación cordial de Torres y Devia que hacen ver en fotos o en eventos donde coinciden es solo una hipocresía institucional, y fuera del lente son polos opuestos, uno pretendiendo impulso de la educación superior y esperando apoyo de la Gobernación, y otra con cálculos políticos, pero que en medios de comunicación quiere posar como la impoluta salvadora del departamento y “apolítica” como lo dijo cuando llegó y que terminó cuando le pusieron la marquilla de la U para atornillarse al poder que lo consideró como un baloto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *