El alcalde saliente de Montería, Marcos Daniel Pineda García, le deja al mandatario entrante la financiación del que será el parque verde más grande de la ciudad y que será construido en terrenos que hoy ocupa la laguna de oxidación que recibe las aguas de alcantarillado del municipio.

En su rendición de cuentas, Pineda García, dijo que le deja al gobernante entrante, un proyecto ambicioso financiado mediante Cooperación Internacional de 250 mil Euros para levantar un parque en 28 hectáreas que se convertirá en el pulmón verde de la ciudad, lleno de bosques, espejos de agua, avistamiento de aves, donde no habrá una sola gota de cemento.

La laguna de oxidación ocupa 32 hectáreas de tierra, de las cuales una parte quedará para la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (Ptar) que no produce olores y requiere menos terreno. El resto del predio, 28 hectáreas, que son propiedad del Municipio, no se urbanizarán sino que será convertido en ese gran parque.

En los próximos días se conocerá el nombre del contratista que será escogido por la misma Cooperación Internacional para hacer ese diseño que quedará en manos de Ordosgoitia y su gobierno para su ejecución.

«Ese proyecto de la recuperación de la zona, para convertirlo en parque y conectarlo con la Villa Olímpica hace parte de las propuestas que están contempladas en el nuevo POT», destacó por su parte el secretario de planeación, Francisco Burgos Lengua. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *