Otto Bula Bula admite responsabilidad por entramado de corrupción de Odebrecht

Otto Bula Bula admite responsabilidad por entramado de corrupción de Odebrecht

«Yo era el de la logística de las reuniones, yo era el que cuadraba el cocinero, el que compraba el vino, pero no asistía», agregando que las soluciones las llevaba Luis Fernando Andrade y los problemas eran de Odebrecht.

Con este testimonio el excongresista de origen cordobés Otto Nicolás Bula Bula, condenado por su responsabilidad en el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, admitió que siempre tuvo conocimiento de reuniones y acuerdos de “estabilidad jurídica”, la adición Ocaña Gamarra y que su participación fue la de ser un mensajero costoso, estando disponible las 24 horas del día para la compañía brasileña.

Además, advirtió que Odebrecht no había declarado en su totalidad ya que el preacuerdo en Estados Unidos con la compañía brasileña solo habla de la adjudicación de Ruta del Sol 2 y del pago de la consecución del otrosí de US$4,6 millones, pero habría más contratos irregulares.

Agregó que ha aportado pruebas documentales de las reuniones entre Odebrecht y la ANI en cabeza de Luis Fernando Andrade.

Sobre la estabilidad jurídica de la que fue participe explicó que al firmar el contrato del tramo dos de ruta del sol, esa estabilidad era el congelamiento de los posibles impuestos que Colombia impusiera a través de Reformas Tributarias en un futuro. “Desde que se ganó la concesión hasta que finalizara la obra, si se hacían Reformas pues no aumentarían los impuestos de ese contrato en particular”, puntualizó.

Según el excongresista Bula, el “contrato de estabilidad jurídica” nunca lo comentó Odebrecht ni en Estados Unidos ni en Brasil ni en Colombia. “Necesitaban unos congresistas sobre todo de las comisiones económicas para que aligeraran este trámite para que pudieron firmar la estabilidad jurídica y el me habla de una remuneración, y esa fue la gestión para lograr la firma el 31 de diciembre de 2012 de la estabilidad jurídica”.

Sobre sus otras implicaciones explicó que su tarea en Navelena “era conseguir una empresa privada que tuviera buena reputación (…) conseguí una empresa portuguesa que se llama Afavías, que tenía buena reputación, que podía conseguir una carta de crédito porque tenía buen respaldo económico, pero que necesitaba vistos buenos de Cormagdalena para que le compre las acciones a Odebrechet para que ese contrato no caducara», agregó.

El 20 de octubre de 2020 el Tribunal Superior de Bogotá confirmó la sentencia condenatoria de cinco años y cuatro meses de prisión que debe pagar el exsenador Otto Nicolás Bula Bula por su responsabilidad en el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

Hay que recordar que el Juez 15 penal de conocimiento de Bogotá condenó el pasado 15 de febrero a Bula por su participación en los sobornos de la constructora para resultar beneficiada con millonarios contratos de infraestructura. Este le impuso 82 meses de inhabilidad para ejercer cargos públicos.

Bula, quien fue capturado en enero de 2017, se comprometió a colaborar las autoridades en este proceso y en la negociación pactó el pago de una multa por $6.600 millones.