Ponte el caso y respeta las normas de tránsito: más de la mitad de los muertos en accidentes son motociclistas

Ponte el caso y respeta las normas de tránsito: más de la mitad de los muertos en accidentes son motociclistas

Según las cifras de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, de los 13.019 lesionados en siniestros viales a noviembre del año anterior, casi el 60 por ciento eran motociclistas.

De la misma forma, precisa la estadística que, de las muertes a causa de estos eventos, la Agencia registra que de las 4.741 ocurridas en el último año, 2.514 eran personas que se movilizaban en motos.

“Estas cifras no son ajenas a lo que ocurre en Montería, donde la mayoría de las víctimas son motociclistas, quienes en un gran porcentaje no llevan los elementos de protección como el casco al momento del incidente vial, esperamos que uno de los propósitos de este año sea cumplir con las normas para evitar más muertes en la vía”, aseguró el secretario de tránsito de Montería, Julio Lora.

Las estadísticas las presentó el funcionario como forma de hacer entender a los motociclistas de la ciudad sobre la importancia de contar con sus elementos de protección, así como el acompañante, llevar documentación en regla y respetar las normas y señales de tránsito.

Aprovechó para recordar que a partir del 23 de enero rige la resolución del Ministerio de Transporte, sobre el uso adecuado del casco en motocicletas, motociclos, mototriciclos y cuatrimotos y que obliga a:

  1. La cabeza del conductor y acompañante tiene debe estar totalmente inmersa en el casco y el sistema de retención debe estar asegurado por debajo de la mandíbula inferior, sin correas rotas, ni broches partidos e incompletos.
  2. No se podrán llevar dispositivos móviles de comunicación o teléfonos que se interpongan entre la cabeza y el casco excepto si estos son utilizados con accesorios o equipos auxiliares que permitan tener las manos libres.
  3. Finalmente, en el caso de cascos con cubierta facial inferior movible, ésta siempre deberá estar fija en la parte inferior del rostro y asegurada durante el tránsito, de tal manera que ofrezca protección a la cara del motociclista (conductor o acompañante).