Por concentración indígena en Montería: alcalde llama a la responsabilidad a las entidades del Estado

Por concentración indígena en Montería: alcalde llama a la responsabilidad a las entidades del Estado

Sharing is caring!

El Gobierno de Montería llamó a todas las entidades del Estado con responsabilidad en la línea de atención por la concentración masiva de indígenas Emberá Katío en el centro de la ciudad, para asumir conjuntamente una intervención integral que resuelva el problema y genere el retorno a su territorio.

Temiendo que la llegada de un grupo de indígenas a la capital de Córdoba, se convierta en un foco de contagio que afecte la criticidad de la ciudad, el alcalde de Montería Carlos Ordosgoitia Sanin, pidió a las autoridades correspondientes, atender las demandas de la población indígena.

Con la llegada de más de 200 aborígenes y el aviso que llegarán más de 400 nuevos a los tres parques ubicados frente a la Gobernación de Córdoba y la Alcaldía de Montería, el alcalde Carlos Ordosgoitia, dijo que la responsabilidad no es solo de la administración municipal.

«Lo que corresponde a las autoridades en el marco del Comité de Justicia Transicional es determinar el motivo de la movilización de los indígenas para tomar, en la medida de las competencias de sus miembros, cartas en el asunto, para resolverlo lo más pronto posible y que la población pueda retornar a sus lugares de origen. Requerimos el compromiso real y efectivo de todos los actores y autoridades del caso, pues el equilibrio en materia de salud que hemos logrado con sacrificio de todos en la ciudad, se puede afectar con cualquier situación en la que la bioseguridad esté comprometida”, afirmó.

Los indígenas llegan advirtiendo problemas de orden público en su territorio enclavado en zona rural de Tierralta y llegan a Montería en señal de protesta, pero se requiere la intervención de entidades como la Defensoría del Pueblo, la Gobernación de Córdoba, La Procuraduría y el ICBF, entendiendo el gran número de niños que desprotegidos hacen parte del numeroso grupo de personas aglomeradas frente a la catedral San Jerónimo.