Por falta de contenedores se eleva el costo del transporte internacional

Por falta de contenedores se eleva el costo del transporte internacional

El presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz Molina, dijo que una de las causas que han encarecido las cadenas globales de valor es la falta de contenedores, esto debido a los cierres de frontera, toques de queda, cuarentenas y otras medidas de contención, lo que a su vez ha redundado en que se afecten los ciclos logísticos de transporte.

Ello ha derivado en que escaseen los contenedores, por lo que se incumplen itinerarios y esto genere sobrecosto en las operaciones de transporte. Al final, todos estos costos extras los asume el comprador o el usuario final.

Díaz Molina sostuvo además que el tiempo de respuesta para contenedores, remolques y barcos en puertos y enlaces de transporte intermodal es más lento de lo normal, ya que los puertos, los proveedores de transporte y los cargadores deben cumplir con las regulaciones sanitarias y el distanciamiento social.

“Toda la logística se ha visto afectada, pues en la medida que hay escasez de contenedores, por ejemplo, en Buenaventura, los empresarios han tenido que tomar los contenedores vacíos de Medellín y pagar el flete para llevar el contenedor hasta el puerto, entonces no solamente está el aumento del flete marítimo que ha crecido 600%, pasando de US$2.000 a US$14.000, sino también el terrestre que sin duda se ha afectado”, explicó el presidente de Analdex.

Agregó que productos primarios como café y azúcar y que debían salir por el puerto de Buenaventura, no pudieron hacerlo ante la falta de contenedores y ante esta situación fueron desviados hacia puertos de la Región Caribe, generando sobrecostos adicionales de entre el 30% y el 70%.

“Hay otro riesgo, resultado del problema con las navieras, y es que los aviones están volando al 90 % de su capacidad de transporte porque muchos bienes que no pudieron viajar en barco por el incremento en los costos, vieron la posibilidad en las aeronaves. El asunto es que el comercio electrónico que utiliza el avión más la nueva demanda pueden encarecer ese flete también, agrandando los inconvenientes”, advirtió Díaz Molina.