Por injerencia armada ilegal, planes de ordenamiento social en el sur de Córdoba están condenados al fracaso: campesinos

Por injerencia armada ilegal, planes de ordenamiento social en el sur de Córdoba están condenados al fracaso: campesinos

Líderes sociales y campesinos agrupados en la Fundación Social Departamental Córdoba Controversial “CORDOBERXIA”, advirtieron que el plan presidencial de ordenamiento social de la propiedad en el sur de este departamento, está condenado al fracaso por la injerencia armada ilegal en la zona.

El vocero de esa organización, Andrés Chica, dijo a través de un comunicado que, ante el poco control estatal de la zona, se han desprogramado los planes de ordenamiento en los municipios de Montelíbano, Puerto Libertador y San José de Uré, todos de la subregión del San Jorge cordobés.

La organización calificó como “un revés social y político para los territorios, comunidades y familias surcordobesas” esa situación que desdibuja todo el plan de atención integral de las zonas golpeadas por la violencia y focalizadas para reparación.

La sustentación de que no es posible desarrollar los “Planes de Ordenamiento Social de la Propiedad”, precisan en el comunicado, es debido a lo agudo del conflicto armado o la presencia de grupos armados organizados y rentas ilícitas, que, a juicio de la organización, “contradice el discurso y accionar de la fuerza pública y todos los esfuerzos que realizan los entes territoriales y el gobierno departamental”.

Finalmente instaron a todas las organizaciones sociales y comunales para que defiendan el derecho al acceso integral a la tierra, el territorio y la territorialidad, pero, sobre todo, el derecho a la Paz con justicia social.

El plan de ordenamiento social de la propiedad nació de los acuerdos de paz con las Farc, pero no ha podido ser efectiva su implementación por los agentes violentos que mantienen bajo amenazas a las poblaciones campesinas, como también a funcionarios del Estado que para poder ingresar a áreas específicas deben pedir permiso de actores ilegales, o ser acompañados por las fuerzas militares.