Presidente de Corea del Sur pidió terminar con la tradición de comer carne de perro

Presidente de Corea del Sur pidió terminar con la tradición de comer carne de perro

Si alguna vez se ha planteado la idea de comer carne de perro, el mejor lugar para hacerlo es Corea del Sur. Sin embargo, esta tradicional costumbre gastronómica esté en extinción, pues su presidente, Moon Jae-in, expresó que desde su gobierno se ha pensado en prohibir ello, pues desde el ejecutivo de ese país asiático, esto es una “vergüenza interacional”.

Esta tradición, que es vista desde occidente como barbárica, tiene en Corea del Sur a millones de comensales, pues se estima que al año se comen un millón de canes. A pesar de ello, las nuevas generaciones han disminuido su consumo, pues han visto al “mejor amigo del hombre” como compañero, que como ganado.

“¿No ha llegado el momento de considerar prudenteente la prohibición del consumo de carne de perro?” Moon le preguntó al primer ministro, Kim Boo-kyum, durante una reunión semanal el lunes, según el portavoz presidencial.

A pesar de que la industria de mascotas de Corea del Sur está en aumento, todavía persisten granjas en las que los canes se crían como alimento.

El anuncio de Moon no es solo político. El presidente coreano es una ávido amante de los perros y tiene varios de ellos en la Casa Azul, incluido uno que rescató después de asumir el cargo.

La ley de protección animal de Corea del Sur tiene como objetivo principal prevenir la cruel matanza de perros y gatos, pero no prohíbe el consumo en sí.

Las declaraciones de Moon apenas son un indicio de lo que podría venir para Corea del Sur en materia de legislación que proteja a los animales, pero todavía esto no es un hecho que se convierta en ley.