Procuraduría inhabilitó a dos directivos de la Sociedad Concesionaria Ruta del Sol por 20 años

Procuraduría inhabilitó a dos directivos de la Sociedad Concesionaria Ruta del Sol por 20 años

Se trata de Eleuberto Martorelli y Eder Paolo Ferracuti, a quienes el ente de control les impuso una multa por de $16.756 millones a cada uno de los ejecutivos. Además, los inhabilitó para ejercer empleo público, función pública, prestar servicios o contratar con el Estado.

Una de las últimas decisiones que se dio a conocer al cierre de la gestión de Fernando Carrillo al frente de la Procuraduría General de la Nación fue la sanción impuesta a dos directivos de la Sociedad Concesionaria Ruta del Sol S.A.S.

En un fallo de 253 páginas fechado el pasado 13 de enero y firmado por Camilo José Orrego Morales, procurador Primero Delegado para la Contratación Estatal y Coordinador Subgrupo Disciplinario del Grupo Élite Anticorrupción, se informó de la sanción disciplinaria a Eleuberto Martorelli, miembro principal y presidente de la junta directiva de la Sociedad Concesionaria Ruta del Sol S.A.S., quien fuera directivo de Odebrecht en Colombia.

En este caso, la sanción impuesta fue por realizar una conducta tipificada objetivamente en la ley “como delito sancionable a título de dolo, por razón o con ocasión de las funciones”, indica el documento.

A Eder Paolo Ferracuti, representante legal de la Sociedad Concesionaria Ruta del Sol S.A.S, la sanción se le impuso debido a que su conducta tipificada objetivamente en la ley fue de delito sancionable a título de dolo, por razón o con ocasión de las funciones; apropiarse, directa o indirectamente en provecho propio o de un tercero, de recursos públicos, o permitir que otro lo haga; o utilizarlos indebidamente; y abusar de los derechos o extralimitarse en las funciones.

El documento argumentó que se absolvió del cargo formulado al señor Alberto Mariño Samper en su condición de miembro principal de la junta directiva de la Sociedad Concesionaria Ruta del Sol.

La Procuraduría General de la Nación tenía en la mira a Martorelli y a Ferracuti desde diciembre de 2019, y la investigación disciplinaria se abrió con pliego de cargos por falsedad en documento público.

El delito de Ferracuti fue firmar un documento a través del cual comunicó a Compañía de Profesionales de Bolsa S.A., que aceptaba una oferta mercantil de marzo de 2014, cuyo objeto era la prestación de servicios de asesoría financiera y banca de inversión, para lo cual autorizó pagos por más de $8.378 millones, cifra que superaba el límite estatutario de contratación sin autorización de la junta directiva.

Mientras Martorelli y Mariño se pusieron de acuerdo en 2015 para falsificar el acta de la junta directiva para incluir la autorización a Ferracuti.