Qué asquienta y tenebrosa oposición en la Alcaldía de Montería

Qué asquienta y tenebrosa oposición en la Alcaldía de Montería

Por: Toño Sánchez Jr.

No quiero creer que a quien están señalando de patrocinar y pagar en la sombra esta infame oposición, sea capaz de esto. Incluido el montaje que le hicieron al Concejal, Luis Carlos López Fuentes, (Partido Aico) en estos días.

Yo siempre creí que la política tenía sus límites, que era inmune a la infamia, pero conocer lo que está pasando en el Concejo de Montería nos lleva a creer que allí se viene incubando una ‘empresa criminal’ que puede terminar hasta con muertos.

Para que no me vayan a cuestionar dejo en claro que deben existir sus excepciones.

Este concejal no ha querido dejarse seducir por sus colegas que están en la oposición y que quieren lograr lo más insólito en una Democracia: La Unanimidad Absoluta. ¡No joda! Ni al Papa, a quien llaman los Católicos el representante del mismísimo Dios en la tierra, lo han elegido de manera tan aplastante.

La consigna es que todo aquel que no les ‘copie’ -término muy usado en el mundo delincuencial- se convierte en su acérrimo enemigo, ni siquiera adversario. Para que vean cómo están las cosas en ese antro… perdón… Concejo Municipal de Montería.

Ahora más que nunca estoy seguro de que nuestro némesis, ni nuestro apocalipsis va a ser el Coronavirus, son los tenebrosos jinetes del concejo de Montería que se hacen llamar la oposición.

Cuando se hace parte de un entramado, para enlodar el buen nombre de una persona, como lo hicieron con su colega, y de qué manera, se está a pocos metros de un límite donde lo que hay más allá es crimen puro.

¡Dios Mío! ¿A quién eligieron los monterianos como concejales?

Luis Carlos López Fuentes es un monteriano de 29 años, abogado, especializado en Derecho Público y con un Doctorado, casado. Hijo de un señor de Fundación, quien hace más de 35 años vive acá. Su mamá, una ama de casa, nacida en el corazón de Montería, en la 22 con segunda. Se le dio por meterse a la política y decidió respaldar a la administración de Carlos Ordosgoitia Sanín y eso fue su desgracia.

El tenebroso jefe de la oposición se valió también de su ‘nuevo aliado’, al igual que él, otro tenebroso personaje del periodismo, para lanzar la especie. Y como esta ciudad capital esta sedienta de bandidos, y los pide a gritos, se los sirvieron. Y se comieron todo, incluido el plástico donde venía envuelta la ‘sarapa’.

Se activaron las ‘cadenas’, no de oración, sino de la infamia, para darle crédito a todo lo que allí se mostraba.

El día sábado 25 de abril de 2020, bien temprano, el concejal Luis Carlos López Fuentes instauró ante la Fiscalía denuncia por los hechos y señaló a los responsables de iniciar la ‘especie’ en redes sociales. Fue claro en pedirle a la Fiscalía que investigara e interviniera su celular para que se sepa que todo hace parte de un criminal e infame montaje.

Lo mismo hará ante la Procuraduría General de la Nación el día lunes 27 de abril.

Aquí lo grave no es lo que está pasando, sino la pasividad y permisividad de las autoridades, en especial, la Fiscalía en Montería, que se vale de ciertos periodistas para perseguir gente, por lo que hechos como estos no los investiga, ya que se les podría caer todo el mafioso entramado que existe para perseguir a servidores públicos.

Grandioso favor le hace a la sociedad monteriana la Fiscalía si decide PRIORIZAR esta investigación y ponerle vigilancia especial para que los ciudadanos podamos saber lo que está pasando y saber ‘separar el trigo de la paja’.

Aquí, con todo respeto, le hago una pública solicitud al Alcalde de Montería para que le solicite al Fiscal General de la Nación que se investigue este caso y que caigan todos los responsables. Él como máxima autoridad de los monterianos tiene que dar ejemplo en exigir a las autoridades a que se aclaren los hechos delictuosos. Y los responsables sean imputados y condenados.

Ya está bueno de tanto bandido en redes sociales. De tanto seudo periodista y de tanto fracasado y fracasada que hoy se las dan de periodistas. Ya está bueno de tanto periodista bandido haciéndole ‘vueltas’ a políticos y concejales a cambio de una ‘liga’. Ya está bueno de tanto periodista ‘todoterreno’, que de día fustigan e intimidan en redes sociales y por la noche son proxenetas y jíbaros. ¡Por Dios! Si es que existe. Ya está bueno!  

El concejal Luis Carlos López Fuentes tiene varias amenazas de muerte por motivo de las ‘cadenas de reenvío’, solo espero que a este monteriano no le pase nada. Pero sobre la cabeza de quienes montaron esta infame trama y los que la replicaron recaerá cualquier agresión contra este concejal. El problema de las amenazas es que son para asustar, pero Colombia tiene la nefasta costumbre de que en su tierra, muchas veces, las amenazas se cumplen.

Y si supieran ustedes que montar un ‘Fake Chat’ es lo más fácil de este mundo. Hasta en App Store te regalan la aplicación para Iphone y Androide. Pero a lo mejor esta bellacada la montaron bien adobados de algunas sustancias.  

Pero sigamos. De la Procuraduría en Córdoba, ¿qué pedir? Lo imposible, que investigue sin sesgo alguno, como ya se está preparando para caerle a alguien ordenado por su patrón. Pero de esto, escribiremos más adelante.

Definitivamente el Coronavirus ha sacado lo más ruin de ciertas personas, en especial, las que andan por los lados del Concejo de Montería. Yo no sabía que allí se incubara tanta maldad e infamia.

Y los monterianos que los eligieron, llenos de esperanza y a la espera de que se llenen de creatividad para proponer ayudarlos.

Estamos en una temporada de confinamiento por la Covid-19, pero hay gente que no pudo confinar sus más oscuras intenciones de avaricia, poder y maldad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *