Por: Toño Sánchez Jr.

Alguien dijo: “Si no puedes convencer y seducir a los electores con tus argumentos, entonces deslegitima a tu contendor”.

Cuan equivocado estuve. Siempre creí que estas campañas políticas iban a estar revestidas de decencia y de respeto. Es más, creo que los políticos se lo debían a los cordobeses, después de soportarles tantos escándalos de corrupción protagonizados por sus pupilos o engendros.

Hoy estamos ante unas campañas políticas en Córdoba, y en especial en Montería, en donde el norte no han sido las propuestas, sino la PROPAGANDA NEGRA, yo la llamaría más bien vulgar e infame.

Aquí han remplazado el discurso político de las propuestas por la injuria, difamación, verdades a medias e infundados ‘escándalos’ conducidos por supuestos ‘periodistas’ que siempre se han movido en el campo de la infamia, la vulgaridad y la extorsión.

Estamos ante campañas políticas manejadas en ‘bodeguitas’, que replican pura propaganda negra.

Quiero recordar que las famosas ‘bodegas’ fueron creadas por las huestes de un izquierdoso aspirante a la presidencia de Colombia hace un poco más de un año. Y consistían en atacar, por todas las plataformas de redes sociales, a todo aquel que se metiera con su mamerto jefe. Lo curioso fue que los de la derecha también montaron sus ‘bodegas’. Y hoy, en Montería, han sido replicadas, pero son ‘bodeguitas’.

Hasta la publicación de esta columna de OPINIÓN, es todo un misterio  quienes son los consultores o empresas de marketing político que asesoran a las campañas a Alcaldía de Montería y Gobernación de Córdoba.

Todo parece clandestino.

Y ese es el problema de este Departamento y Capital, que todo se maneja por debajo de la mesa y con un sombrero, para que nadie sepa cómo sacas el conejo.

Yo nunca he creído en casualidades y coincidencias. Pero que he visto las más extrañas y exóticas no hay duda. Que una revista del ‘Bogocentrismo’ haya ‘encontrado’ a un candidato en el Régimen Subsidiado es todo un insólito descubrimiento. Y que a la vez, se despliegue, como por arte de magia, toda una estrategia mediática para desacreditar al otro aspirante es algo bien extraño.

Pero más raro es aún, que a los pocos días del ‘escándalo’, todos los medios que ‘impulsaron’ el tema se callaron. Y dejaron que todo se moviera al vaivén de las redes sociales. Ya el daño estaba hecho.

Pero días después sale el Departamento Nacional de Planeación, DNP, a decir que ese candidato jamás ha estado en el Régimen Subsidiado. Y ‘coincidencialmente’ renuncia un alto directivo de Mutual Ser, la EPS, que lo afilió, lleva a pensar que algo raro pasa.

Que si ese aspirante está o no en Régimen Contributivo, esa es otra discusión. Lo que aquí está en el centro del escándalo es que si hacía parte o no del Sisben y del Régimen Subsidiado.

Y para estar en este último se necesita de una Ficha Técnica que hace cada Alcaldía del país. Entonces ¿por qué la Alcaldía de Montería no muestra esa ficha?

Hay veces en la vida que la suerte mía depende de la suerte de mi enemigo, razón por la cual tengo que salir a ayudarlo. Pero este no fue el caso.

Pasemos al interrogante que hicimos. 

La respuesta puede ser que ellos toda esa información la envían a Bogotá. ¿Entonces ellos no tienen una base de datos de todas las personas que han sisbenizado? ¡Terrible!

Pero esto es lo de menos.

Regresemos al asunto, las campañas políticas amparadas en la propaganda negra.

Antes de seguir quiero transcribir textualmente esto, tomado de: https://gerenciapublicamarketing.wordpress.com/2011/05/27/de-la-propaganda-negra-y-el-marketing-politico-y-electoral/

“Principio de Joseph Goebbels: Para ser percibida, la propaganda debe suscitar el interés de la audiencia y debe  ser transmitida a través de un medio de comunicación que llame la atención. En aquel entonces el medio maravilloso era la radio. Hoy, aunque la radio sigue teniendo mucho poderío comunicacional, el desarrollo de la TV y demás medios audiovisuales, son necesarios y se requiere un trato muy especial con las redes sociales. Es necesario la complementariedad de medios”.

“La propaganda negra debe ser empleada con preferencia a la blanca cuando esta última sea menos creíble o produzca efectos indeseables.” Por propaganda negra se entiende aquel material cuya fuente queda oculta para la audiencia y el medio más predilecto, es la voz (el rumor, o chisme: Diga algo de alguien, pero no dé pruebas, repítalo y repítalo y al final , eso será ‘verdad’. Y si el asunto va salpicado de sangre, sexo o dinero, mejor, más pega). En los medios latinoamericanos, hay algunos asesores que se destacan en el ranking de la propaganda negra, que por naturaleza de su oficio son ‘criaturas’ del ministro alemán, al cual no acreditan en sus acciones y posan la mayoría de veces de ‘sabios innovadores’, cuando deben su alma y sus dineros a él”.

Hasta aquí el texto.

Todo parece indicar que en Córdoba la política es un enriquecedor negocio y es el más rentable. No faltará quien me insulte por redescubrir la rueda. Pero yo jamás me imaginé que hoy esté en juego un negocio particular que llaman política. Yo siempre creí que la política no estaba en el comercio ni registrada  en la Cámara de Comercio. Lo escribo porque aquí los llamados ‘pactos políticos’ son refrendados con letras de cambio y pagaré.

Pero regresemos a este interrogante: ¿Quién está detrás de esta propaganda negra?

 Esto me lleva a la teoría ‘del hombre de atrás’.

“Una de las formas de autoría en el derecho penal, es la mediata, que se estructura a partir del dominio del hecho y de un ‘autor detrás del autor’. Según el Código Penal Alemán, el autor mediato es quien comete el hecho por medio de otro, usándolo como instrumento. Por error o coacción sobre el ejecutor, ‘el hombre de atrás’ tiene el dominio del hecho.

Tomado de:  https://www.terragnijurista.com.ar/doctrina/autoria_mediata.htm

Matilde Bruera lo dice más claro: “Si bien el derecho penal está estructurado pensando en un autor individual frente a un hecho determinado, la teoría jurídica se ve desafiada por nuevas modalidades de organización social, que involucran en cada acto complejas relaciones, tanto respecto a los hechos como a la intervención de los autores, ejecutores directos, indirectos, inductores, partícipes, coautores”

Todo esto para preguntarme: Será que el candidato sabe todo esto de la propaganda negra. ¿O es ‘el hombre de atrás’?

Será que para ser Alcalde de Montería los PRINCIPIOS son: ‘¿Hay que hacer lo que haya que hacer y cueste lo que cueste?’.

Miren que es una mera pregunta.

Y a todos los aspirantes quiero recordarles, que gane quien gane, que pierda quien pierda, que metan preso a quien metan preso… yo seguiré siendo periodista!

Y esto no se trata de ser honesto, se trata de ser transparente y de decir quién está detrás de ti.

@Tonsanjr 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *