Con un minuto de silencio solicitado por el gobernador de Córdoba, Orlando Benítez, el nuevo mandatario inició su discurso de posesión.

La pausa del acto protocolario la pidió el gobernante en memoria de su padre Orlando Benítez Palencia, asesinado por paramilitares.

En su primer discurso como gobernador de Córdoba, Orlando Benítez, reconoce que encuentra un departamento en crisis institucional, pero que el reto será recuperar la credibilidad del pueblo con obras de verdadero impacto social.

Además, sostuvo que para lograr la consolidación de su gobierno habrá buenas prácticas de administración que garantice transparencia.

Anunció la puesta en marcha de acciones administrativas como el plan de ordenamiento agropecuario, apostarle a las alianzas público privadas, APP, ma extensión de la ronda del Sinú en otros municipios ribereños.

Dijo que las obras prometidas en campaña serán realidad y que no gobernará con espejo retrovisor, corregirá lo errado, mantener lo bueno y poner en marcha nuevas políticas públicas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *