SuperSalud ordena la intervención y liquidación de Ambuq- EPS; en Córdoba tiene 22.077 afiliados

SuperSalud ordena la intervención y liquidación de Ambuq- EPS; en Córdoba tiene 22.077 afiliados

Sharing is caring!

La Superintendencia Nacional de Salud ordenó la intervención forzosa y liquidación de la EPS Asociación Mutual Barrios Unidos de Quibdó (Ambuq) en todos los departamentos donde tiene afiliados, incluido Córdoba.

Esta EPS agrupa 771.557 afiliados en los departamentos de Chocó, Atlántico, Bolívar, Valle del Cauca, Sucre, Magdalena, Cesar, además de Córdoba, donde tiene 22.077 afiliados entre régimen subsidiado y contributivo en ocho municipios.

La Supersalud determinó que Ambuq no corrigió las situaciones, hallazgos y el comportamiento de indicadores financieros, jurídicos y técnico-científicos encontrados desde 2016.

Esta entidad registra un patrimonio negativo de $224.802 millones y un pasivo que alcanza los $350.000 millones.

La decisión de la Supersalud , implica la toma de posesión de los bienes, haberes y negocios de la entidad, así como el proceso de traslado de los usuarios a otras EPS para garantizar la continuidad en la prestación de los servicios de salud. Para el proceso de liquidación fue designado como agente liquidador a Luis Carlos Ochoa, de reconocida experiencia en este tipo de procesos.

Hallazgos financieros:

-Registra altos niveles de endeudamiento, de razón de corriente y de capital de trabajo negativo, poniendo en evidencia la limitación para cubrir las obligaciones adquiridas.

-Incumplía los pagos a su red de prestadores de servicios y su deuda a noviembre de 2020 era de 312 mil millones de pesos.

-Incumplía los acuerdos generados con sus IPS para el pago de recursos por concepto de servicios prestados.

-Con un pasivo cercano a 350 mil millones de pesos, por cada peso que tiene en sus activos debe 3 pesos en el pasivo.

Hallazgos asistenciales:

-Presentaba una de las más altas tasas en indicadores como mortalidad materna, mortalidad perinatal, mortalidad en menores de 5 años por desnutrición, por infección respiratoria aguda y por enfermedad diarreica aguda.

-No cumplía con el porcentaje de esquemas de vacunación en niños menores de un año.

-Incumplía la meta de tamización con mamografía a mujeres mayores de 50 años.

-Exponía a su población a detección tardía de patologías afectando negativamente la salud de sus afiliados.

-Era tan deficiente su gestión que la EPS no conocía el estado real de sus afiliados porque no les realizaba seguimientos efectivos.

-Entre 2019 y 2020 tuvo 11.630 PQRD y los mayores motivos fueron: demora en asignación de citas de medicina especializada y demora en entrega de medicamentos PBS y No PBS.

-En 2020 le notificaron 486 tutelas y 116 desacatos.

Desde agosto de 2016 la EPS estuvo bajo permanente medida de vigilancia especial por parte de la Supersalud y no logró corregir el deficiente comportamiento de indicadores financieros, jurídicos y técnico-científicos, con lo cual expone a inminente riesgo la garantía de atención a sus usuarios y el flujo de recursos hacia su red prestadora de servicios.