Por: Toño Sánchez Jr.

Voy a tomarme prestado el título de uno de los libros de la escritora Agatha Christie, donde su detective Hércules Poirot hace gala de su magistral ‘materia gris.

Primer Acto: Álvaro Uribe Vélez supera en cinismo a su ‘partner’ Ernesto Samper Pizano.

El pasado martes 27 de agosto de 2019, a las 09:04 de la mañana, trina el ex lo siguiente: “Menchi, Ciénaga de Oro, los principios no se venden ni a la plata de Tous ni a alguna otra”. En alusión a un personaje, como que de su ‘propiedad’, apodado el ‘Menchi’, quien al parecer se dejó comprar de Tous, en clara referencia a ‘Joche’ Tous, quien fuera coequipero del exsenador Bernardo Elías Vidal, dupla política que es su momento se autodenominó la ‘Ñoñomanía’.

Recordemos que Tous fue director del ICBF- Córdoba en el Gobierno Uribe Vélez y como que para aquella época era un ‘buen muchacho’, pero hoy no.

¿Es que a este ex se le olvida que él fue elegido dos veces con los votos de la ‘Ñoñomanía’?, cuyo máximo líder está detenido por el caso Odebrecht. ¿Y que esos mismos votos fueron los que eligieron a su pupilo Juan Manuel Santos Calderón para su primer período presidencial?

¿Entonces en aquellas épocas esos votos eran ‘más blancos que la nieve’? Pero ahora sí son comprados. Esto me hace recordar varios dichos de nuestros sinuanos campesinos, como por ejemplo: “El burro diciéndole al puerco orejón”. “Cada ladrón juzga por su condición”. Y otro más bíblico: “De la abundancia del corazón habla la boca”.

Yo quiero recordarle a este ex que las campañas políticas en Colombia son con billete, lo mismo que las presidenciales. O si no recordemos los famosos auxilios parlamentarios y las tales obras de inversión en donde los dineros y anticipos se giraban ‘coincidencialmente’ unos meses antes de empezar las campañas presidenciales. Después siguieron los ‘cupos indicativos’, que hoy son disfrazados de distintas maneras.

Desde Bogotá le dicen a los políticos de la provincia, en especial los de la Región Caribe, “ustedes financian”. Y los congresistas responden: “No tenemos billete”. Y es cuando el Estado empieza a liberar dineros desde Bogotá, para que desde allí puedan sacar las ‘tajadas’ para la campaña. 

No me venga a pedir ‘prueba reina’, ya que esto es un hecho notorio en este país. 

Y hasta se ha dado el caso de que cuando el Estado no gira el billete lo gira la mafia… el narcotráfico. Recordemos la elección de su copartidario de entonces Ernesto Samper.

Ya está bueno que satanizar a los políticos de Córdoba cuando no están de su lado.

Cuanto me gustaría verlo trinar sobre cómo las sagas políticas que usted tanto criticó de Córdoba, como por ejemplo, la de Juan Manuel López Cabrales, ahora renacieron en su movimiento político como la de la familia Chagüi, en donde tiene usted una senadora. Y la familia Hadad a quien los votos de Córdoba no sirvieron para arreglar la vía Montería – Moñitos, pero sí para regalarle dos embajadas. Que si se las merecían o no, esa no es la discusión. Pero uno creería, que un Departamento tan golpeado por el olvido y la exclusión centralista, debería haber recibido en contraprestación, al apoyo a quien llaman hoy sus amigos y adversarios su títere Presidente, hubiesen sido obras de desarrollo para esta tierra que tantos años llevan esperándolas.

Cuando uno hace lo mismo que hacen aquellos a quien critico, y no solo eso, sino que pontifico de moral y honestidad, estamos ante una contradicción que nos lanza a la tierra más abonada que tienen los de ‘allá’, los del interior… los paisas (pero no los de la banda)… y son las tierras de la doble moral. Al parecer el deporte nacional por excelencia de la clase política de Colombia.

Pero de todo esto me gustó un trino del aspirante a la Gobernación de Córdoba, Orlando Benítez: “Dr @AlvaroUribeVel, no se trata de dinero. En Ciénaga de Oro y todo Córdoba estamos construyendo un proyecto político de Paz y Reconciliación con todos los sectores sociales, gremiales y políticos. Esta tierra no volverá a ser de sangre y víctimas. #AhoraLeTocaAlPueblo (13:42 – 28 ago. 2019).

La criptonita para este ex es la palabra PAZ. 

Y termino este Acto con esto. Me imagino que hoy este ex se debe estar frotando las manos con lo que hizo la disidencia de las Farc. Creo que lo que escribió Charles Manson en una pared, después del asesinato a Sharon Tate: “Quiero más sangre”, va a quedar pequeño para este ex.

Hace días, por enésima vez, me volví a ver la cinta de Martin Scorsese, Goodfellas (‘Uno de los Nuestros’, para España. ‘Buenos Muchachos, para Hispanoamérica)… y siempre me acuerdo de Álvaro… no sé por qué.

SEGUNDO ACTO: ‘Los Catorce de Odebrecht’.

Este es un aparte de una diligencia judicial al Viceministro de Transporte Daniel García Morales:

“Le entendí de su declaración que usted era simplemente una ficha en este rompecabezas y que había un entramado. ¿Usted nos puede hablar de ese entramado?”.

García Morales contesta esto:

«(…) hay una estrategia mediática en donde ellos reclutaron algunos medios, eso es parte de mi principio de oportunidad y no puedo y no puedo dar datos específicos, porque hace parte de la reserva, pero había algunos periodistas muy importantes que apoyaron la estrategia de concebir el contrato de Odebrecht no solamente a través de una campaña de relaciones públicas, sino también de una campaña de desprestigio a los potenciales competidores».

Primero que todo, no se emocionen. Recuerden que con los ‘Papeles de Panamá’ a todo mundo que allí apareció lo lapidaron, pero cuando se reveló que había periodistas nada pasó. Aquí una pregunta. ¿Será que ese billete en los paraísos fiscales, que le aparecieron a algunos ‘prestantes’ y ‘honestísimos’ periodistas del #BOGOCENTRISMO fue el que recibieron de Odebrecht? Lo reitero, es una mera pregunta, más no una sindicación.

Según la respuesta de Daniel García Morales, quien goza de total credibilidad por parte de la Fiscalía y de los medios del interior cuando hablaba de gente de la Región Caribe, el pago era para realizar “campaña de desprestigio” !!!

¡Qué tal!

Los súper pontificadores y fundamentalistas de la moral en Colombia comandando escuadrones de desprestigio para favorecer a Odebrecht.

Con razón hoy uno entiende porque los domingos algunos medios impresos decidían quienes serían los satanes de la ‘Semana’. Y el lunes, en la nueva instancia jurídica de facto creada en la banda FM, se REMACHABA. Y allí quedaba hecha la tarea. Y me imagino que el jueves por la tarde de esa misma semana Odebrecht estaba consignando en paraísos fiscales o entregando en efectivo… y en dólares los pagos a esos ‘honorables’ periodistas. Para usar un término del mundo corrupto de la salud, no se pagaba capitado sino por evento. Es decir, cada vez que había que descabezar a alguien.

Les aseguro que si ese listado de periodistas fuera de la nómina de los Nule, ya estaría pegado ese listado en todos los postes de energía de Colombia. Y todos los medios impresos hubiesen sacado una edición extraordinaria.

Ese es el periodismo que ha estigmatizado a Córdoba. Ese que recibió coimas de Odebrecht. Pero lo más descarado es que siguen pontificando desde periódicos, revistas, micrófonos, canales y redes sociales.

Siempre me han dado mala espina esos personajes que viven pontificando de Ética, Moral y Honestidad. Lo mismo que aquellas personas que viven con biblias, vírgenes, santos y crucifijos hablando de Dios, pecado y condenación.

TERCER ACTO: ¿Quién responde por la Ficha Técnica del Régimen Subsidiado? ¿Por qué se molestan?

Y continúa el caso de la afiliación de Carlos Ordosgoitia Sanín al Régimen Subsidiado. En donde extrañamente los medios locales que lo ‘impulsaron’ se han callado intempestivamente ante un delicado tema que amerita toda la atención. (¿O los han mandado a callar?).

Periodísticamente, cuando uno escribe de un tema que puede llevar a un logro periodístico y a un gran descubrimiento ¡jamás se abandona! Pero esta es la primera vez que estoy ante este insólito caso.

Y para terminar de rematar, un miembro de una campaña le escribe molesto a uno de los periodistas de Montería Radio 38 Grados por seguir con este tema: “Y te vas a seguir prestando para hacerle el juego a esa gente”.

Pero vayamos por parte como le gustaba a Jack el Destripador. 

Un grupo de periodistas hace lo que debe hacer un VERDADERO periodista, investigar el tema. Un grupo de ellos decide preguntarle a la EPS Mutual Ser cómo afilió a Carlos Ordogoitia al Régimen Subsidiado.

Estos responden que Ordosgoitia está en el Sisbén desde el año 2000 y dicen que su Ficha Técnica es la No 84540 Nivel 1. ¿Qué sigue? ¡Lo lógico! Ir a la Oficina de Planeación de la Alcaldía de Montería a preguntar por esa Ficha Técnica, porque la Ley dijo que eso lo hacía era esa dependencia. Allí no saben nada y remiten a los periodistas a la Oficina del Sisben. En esta, una amable funcionaria suministra copia de la Ficha No 84540.

Y oh sorpresa. Corresponde a un ciudadano de apellido Domicó Bailarín del barrio Buenavista en Montería.

Esto ocasionó una inmensa molestia en la Alcaldía y en una campaña. De allí el comentario de arriba.

Y si es cierto que está desde el año 2000, esto no debe incomodar a esta Administración ya que hace 19 años ellos ni se imaginaban que iban a estar en ese edificio de la calle 27 con tercera.

Lo correcto sería que la Alcaldía de Montería coadyuvara a que se aclare esta delicada situación. ¿Por qué no lo hace? No tengo esa respuesta. Y no he tenido la oportunidad de hablar con el Alcalde de turno para preguntárselo.

Algo sí está claro hasta ahora. Jamás Carlos Ordosgoitia Sanín se afilió al Régimen Subsidiado ni se benefició. Pero con todo este entramado que hay salta una pregunta: ¿Quién está mintiendo aquí? Y ¿por qué?

¿Por qué los súper periodistas que ‘impulsaron’ la ‘revelación’ o el ‘descubrimiento’ se callaron intempestivamente? ¿O fue que alguien muy poderoso o poderosa de una campaña los mandó a callar?

La Fiscalía 13 Seccional Unidad de Patrimonio Económico, Fe Pública y Libertad Individual avocó el conocimiento de este caso. Esperemos que así como son de rapiditos para empapelar gente lo sean para investigar con diligencia este caso. Y que caigan todos y todas las personas implicadas.

Esto no se trata de mostrarlo a uno con algún candidato, si esto le hubiese pasado a Salín Ghisays aquí estuviera escribiendo lo mismo. Yo puedo demostrar que he defendido a gente desde el periodismo que ni siquiera conozco ¡y hasta a adversarios míos!

Esto se trata simplemente de hacer política respetuosa y decente. De nada más. Aquí ahora la responsabilidad periodística está supeditada a la abyección. Si investigas tal tema, entonces estás contra mí. ¿Qué tal?
Yo quiero recordarles a todos esos aspirantes que gane quien gane o pierda quien pierda, yo seguiré siendo periodista. Y a todos los mandatarios y funcionarios de libre nombramiento y remoción también les digo: el 31 de diciembre de 2019 a las 12 de la noche ustedes serán EX y yo seguiré siendo periodista.

Esto que ha pasado me hace revisar la definición de Preterintención: “El agente [miembro de una campaña o servidor público] dirige su voluntad hacia un determinado resultado típico y se produce uno más grave que siendo previsible excede su intención”. 

Aquí se aplicó, al parecer, aquella consigna que le atribuyen a uno de los grandes incendiarios de este país, Laureano Gómez: “Calumniad, calumniad, que de la calumnia algo queda”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *