Últimos avances en el tratamiento para la hemofilia

Últimos avances en el tratamiento para la hemofilia

Sharing is caring!

De acuerdo a la Federación Mundial de Hemofilia, en los últimos años se han logrado avances significativos para el tratamiento y una posible cura de esta enfermedad. Se cree que, a través de la aplicación de una terapia génica, esto sería posible.

En estudios más recientes, realizados a perros, se pudo comprobar que estos animales al ser inyectados con una sustancia clonada con el factor, lograron un resultado satisfactorio, que ya ha sido probado en pacientes que presentan hemofilia tipo B.

Para la hemofilia tipo A, también se han logrado avances. Un experimento desarrollado en Japón, utilizando anticuerpos que imitan el factor VIII. Aunque está en la fase experimental, ha arrojado resultados positivos en los pacientes.

La hemofilia A es el tipo más común y representa, aproximadamente, el 80% de los casos. El resto es hemofilia B. La diferencia entre los dos tipos corresponde a la proteína esencial que le falte al paciente: puede ser la conocida como factor VIII (factor 8) en el caso de la hemofilia A o el factor IX (factor 9) en el caso de la hemofilia B. Estos factores son fundamentales para que la sangre coagule y se detengan las hemorragias.

Algunos de los signos de la hemofilia son la aparición de hematomas grandes, hemorragias en los músculos y articulaciones, hemorragias espontáneas que pueden amenazar la vida si ocurre en órganos vitales y hemorragias prolongadas luego de heridas o cirugías.