Uribe alborotó el avispero político: propone referendo para definir curules de paz y reducir el Congreso

Uribe alborotó el avispero político: propone referendo para definir curules de paz y reducir el Congreso

El expresidente Álvaro Uribe Vélez a través de su cuenta de Twitter encendió el debate político por cuenta de las curules de paz que serán firmadas por el presidente Iván Duque. Uribe, cabeza del partido Centro Democrático al que pertenece el Gobierno, precisó las curules de paz son “una imposición del acuerdo de La Habana” y agregó que estas tienen por fin que las Farc aumenten su participación en el Senado.

El expresidente y excongresista, propuso que se adelante un referendo para disminuir el Congreso y así mismo “responder a verdaderas víctimas”. Un proyecto que ya radicó la senadora Paloma Valencia pretende que de 108 senadores los escaños se reduzcan a 66 y de 172 representantes a la Cámara a 69, incluyendo las circunscripciones indígenas, de colombianos en el exterior y afro

Cabe recordar que dentro de los acuerdos de La Habana, estos especifican que estas curules están destinadas solo para víctimas y que ellas solo podrán ser ocupadas por las postulaciones que hagan las organizaciones de víctimas, campesinas, de mujeres o sociales.

De igual forma, estas curules de paz podrán ser ocupadas por candidatos a concejos comunitarios, resguardos indígenas y todo esto será acompañado por mecanismos especiales que le harán seguimiento a la transparencia del proceso electoral y a la libertad del voto.

De hecho, las únicas regiones que están circunscritas para estas curules son: Chocó, Cauca, Nariño, Catatumbo, Guaviare y Urabá y serán ellas mismas quienes voten por sus candidatos.

Dichas curules se cayeron en 2017, cuando en la plenaria del Senado no se lograron los votos suficientes. Sin embargo, un fallo de la Corte Constitucional las revivió en mayo de este año.

Los detractores de este mecanismo inmerso en el proceso de paz con las Farc, argumentan que las víctimas de los territorios mencionados arriba fueron desplazadas por esa agrupación guerrillera en medio del conflicto y que en ellas solo quedaron sus antiguos miembros, quienes serían los candidatos a ocupar esas curules.

Pero el Acuerdo especifica que “quienes ocupen esas curules deberán ser personas que habiten regularmente en estos territorios o que hayan sido desplazadas de ellos y estén en proceso de retorno. Los candidatos y candidatas podrán ser inscritos por grupos significativos de ciudadanos y ciudadanas u organizaciones de la Circunscripción”.

De igual forma, el Acuerdo señala que especifica que los partidos o movimientos políticos que ya tengan representación en el Congreso o que cuente con personería jurídica, “incluyendo el partido que surja del tránsito de las FARC-EP a la actividad política legal, no podrán inscribir candidatos ni candidatas para estas Circunscripciones”.
.
Si la Corte avala la puesta en marcha de estas curules, estas se elegirían el 13 de marzo de 2022, acompañando las votaciones para el Congreso de Colombia.