Utilidad neta de $387 mil millones reportó a corte 2019 el Banco Agrario

Utilidad neta de $387 mil millones reportó a corte 2019 el Banco Agrario

El Banco Agrario de Colombia registró al cierre de 2019 una utilidad neta de $387 mil millones, superior en un 57,4% a la utilidad obtenida en 2018, de $246 mil millones.

Estos resultados son generados por un crecimiento de la cartera total de 7,3% y un decrecimiento del 12,5% en los egresos financieros, equivalente a una reducción de $61 mil millones por una mejor gestión del pasivo y una mejor calidad en la originación de créditos, que llevó a un decrecimiento del 16% de las provisiones netas, correspondiente a $48 mil millones.

De otro lado, el ingreso de comisionables aumentó 15,6%, equivalente a $33 mil millones, producto de una mejor gestión comercial y el establecimiento de nuevos convenios. 

En paralelo, se registró un decrecimiento del 6,1% en los gastos administrativos que representó ahorros por $64 mil millones, resultado del programa Ahorrando Ando, basado en austeridad inteligente y total transparencia en la contratación.

Por su parte, la rentabilidad del activo ROA (Return on Assets) del Banco pasó de 1% en diciembre 2018 a 1,5% al cierre de 2019, mientras que este indicador pasó de 1,6% a 1,7% en el sistema financiero colombiano al corte de octubre.

La rentabilidad sobre el patrimonio ROE (Return on Equity) pasó de 9,9% en diciembre de 2018 a 15,8% al cierre de 2019. Esto debido al crecimiento significativo de las utilidades del banco y a la escisión de su capital para la creación del grupo Bicentenario por valor de $700 mil millones, con lo que el Estado hace un uso más eficiente de sus recursos de capital.

Es de destacar que la cartera del pequeño productor agropecuario creció 4,7% y la de microfinanzas aumentó 6%, cifra superior al crecimiento anual del 4.5% obtenido por la banca nacional en este rubro al corte de noviembre.

En 2019 también se creó la banca de comercio exterior para apoyar a los exportadores e importadores del sector rural, logrando operaciones por US$48 millones, a lo que se suma la firma de 4 contratos con corresponsales internacionales.

De acuerdo con el Presidente del Banco, Francisco Mejía, “estos excelentes indicadores son el resultado de un plan estratégico trazado con la orientación del Presidente Iván Duque, denominado Camino a la Excelencia, que incluyó cambios de fondo en la cultura organizacional y en los frentes comerciales, de costos, tecnología, así como en el portafolio de productos y servicios, donde el cliente es siempre el centro de todo lo que hacemos”. 

Agregó que “esta recuperación de las tendencias negativas que traía el Banco Agrario en 2018 es consecuencia de una correcta y rigurosa implementación de la estrategia planteada y de persistir en su ejecución, sin dejarnos distraer, ni desmotivar, por las dificultades que surgen en el camino”.

Innovaciones y mejoras en el servicio

Como parte de la modernización del Banco, se implementó MoviAgro, que mediante el uso de equipos portátiles (tabletas conectadas a la red interna) permite originar y gestionar desde el campo las solicitudes de crédito y producir de manera automática los flujos de caja del cliente según su actividad. 

Con esto, el productor agropecuario, especialmente el pequeño, obtiene de manera gratuita estos servicios, ahorrándose el pago de un planificador externo y obtiene una prefactibilidad de su crédito en tiempo real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *