Por: Toño Sánchez Jr.

“A una pequeña chispa sigue una gran llama”. Dante Alighieri

Así como todo aquel que respira tiene derecho a aspirar a ser elegido, también todo el que respira tiene derecho a marchar. La pregunta es: ¿Por qué vas a marchar y protestar?

– Por todos esos olvidados campesinos por el Estado colombiano de Valencia, Tierralta, Puerto Libertador, San José de Uré, Ayapel y los de la Zona Costanera de Córdoba?

– Por todos esos olvidados campesinos e indígenas del Cauca?

– Por toda esa gente olvidada del Chocó?

– Por todos esos colombianos de caseríos y veredas que no conocen el agua potable y el hielo?

– Por todos esos jóvenes bachilleres que no pueden acceder gratuitamente a las universidades públicas?

– Por todos esos campesinos que tienen que convivir con el narcotráfico?

– Por todos esos campesinos que están cambiando su honrada vocación de sembrar productos de pan coger por convertirse en sembradores de matas de coca?

–  Por toda esa gente del sur de Bolívar que siempre pasa en manos de la guerrilla, el narcotráfico y demás bandas al margen de la ley?

– Por el olvido al que ha sometido este excluyente Estado a millones de colombianos?

– Por la corrupción?

– Por el degradante, humillante e infame centralismo bogotano, padre de todos nuestros males?

Esa es la gran pregunta! Porqué marchas?

Pero si vas a marchar y protestar es por complacer a los fabricadores de odio, resentimiento, venganza y desprecio de este país, estás mal. Bien mal.

Queremos buscar todos nuestros males en un Estado, si bien es cierto mal conducido desde hace mucho tiempo, no es el único responsable. Creo que somos todos los colombianos los responsables por permitir un humillante centralismo en donde quieren hasta hacernos pensar y comportarnos como ellos digan.

Si este fuera un país de Regiones verdaderamente autónomas muchas de estas protestas fueran solo focalizadas. Aunque muchos problemas en el país fueran iguales, sus soluciones no son las mismas en cada Región.

Pero percibo, puedo estar equivocado, de que estamos ante una ola de protestas y marchas gélidamente calculadas y planeadas por los vendedores de odio, resentimiento y venganza de los dos extremos de este país. Dos satánicos monjes, uno ubicado a la Derecha y otro a Izquierda.

Y no me cabe duda que desde cada lado esperan una tragedia el jueves 21 de noviembre. Y cada extremo tendrá su justificación.

Nada que promueva el odio y el resentimiento termina bien.

No faltará quien desee que un soldado desasegure su fusil y lo dispare contra la multitud. Ni quien desee que asalten su negocio para desenfundar su arma y disparar, amparado en la legítima defensa.

Que quede claro! Estoy de acuerdo que el Estado colombiano tiene una deuda social muy grande con el pueblo colombiano, en especial el del Estrato 1, 2, 3 y parte del 4, pero no es justo ni bueno protestar y marchar amparados en el odio y resentimiento.

Que Iván Duque no sea un buen Presidente eso es algo bien distinto a mostrarlo como el responsable de todos los males de Colombia. Es un inepto, no me cabe duda, pero no es el culpable de todo.

Pero no hay nada que una más que irse en contra de alguien o de lago. Y como lo dijo muy Dan Brown en ‘Ángeles y Demonios’: “No hay nada que venda más que la desgracia humana”. Y las más terribles desgracias han nacido del odio.
Y como esta marcha no dé los ‘resultados esperados’, como por ejemplo una desgracia para tener a quien echarle la culpa de todo lo malo, vendrán otras.

Estamos en un mundo actual en donde el Estado no lo es todo, pero sí puede ser todo lo que necesitemos para apostarle a lo que nos puede sacar de las garras de los titiriteros del odio y del resentimiento: La Educación gratuita y de calidad desde primaria a la universidad, el Conocimiento, la Ciencia, Tecnología, Investigación y el Emprendimiento. Y agregaría el apoyo total e incondicional al deporte de formación y recreativo. Por lograr esto, de este excluyente Estado centralista marcharía todos los días de mi vida y sin odio y resentimiento.

A todas las personas que van a marchar el jueves 21 de noviembre de 2019 las invito respetuosamente a hacerlo sin subvertir el orden para que los vendedores de odio, resentimiento y caos no sean los verdaderos ganadores de ese posible ‘Negro 21/11’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *