25 años después: Andrés Escobar, un homicidio que aún le duele a Colombia.

25 años después: Andrés Escobar, un homicidio que aún le duele a Colombia.

Un día como hoy, 02 de julio del año de 1994 era asesinado el “caballero del fútbol”, el defensor central del seleccionado colombiano Andrés Escobar.

Hoy, 25 años después su recuerdo sigue vivo, aún le duele a Colombia, país que fue sacudido por esa infausta noticia que se conoció seis días después de que terminó el Mundial para Colombia y 10 días luego de anotar el fatídico autogol.

Por lo que hizo con la selección colombiana y con Atlético Nacional, club con el que ganó la Copa Libertadores de 1989, el defensor central paradójicamente marcado con el número 2 en su espalda, siempre serpa recordado por su personalidad y el liderazgo del cuarteto posterior de la selección que disputó los mundiales de Italia 1990 y EE.UU. 1994.

Todo sucedió cuando salía de un club nocturno de Medellín, ciudad en la que había nacido el 13 de marzo de 1967 y donde algunos aficionados le recriminaron durante toda la noche por aquel tanto en propia puerta.

En el estacionamiento los hermanos Pedro David y Juan Santiago Gallón Henao también lo juzgaron por su error en el Mundial, ante lo cual Escobar pidió a los narcotraficantes que lo dejaran tranquilo.

No obstante, el conductor y escolta de los hermanos Gallón Henao, Humberto Muñoz Castro, salió de su vehículo y, sin mediar palabra, le propinó seis disparos al futbolista, que estaba negociando su fichaje con el Milan en reemplazo del veterano Franco Baresi.

Por el crimen del futbolista, el conductor fue condenado a 43 años y cinco meses de cárcel, de los cuales sólo purgó 12 y quedó en libertad en 2005.

Para el Mundial de 1994, Escobar fue titular con la Selección Colombia en su primer encuentro, en el que cayó 1-3 con Rumanía.

En el segundo duelo Colombia cayó 2-1 con Estados Unidos, que abrió el marcador con el autogol de Escobar, mientras que la selección cafetera se impuso en el tercero 2-0 a Suiza, resultado que no le bastó para clasificar a los octavos de final, que terminó en el último lugar del Grupo A.

El recuerdo del crimen de Escobar sigue vivo en Colombia y, como si el país hubiese retrocedido 25 años, los familiares del defensor William Tesillo, que erró el penalti que dejó a Colombia por fuera de la Copa América de Brasil el viernes pasado contra Chile, denunciaron amenazas de muerte contra el futbolista del León mexicano.

Toda nuestra solidaridad con la familia de Willian Tesillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *