La alcaldesa de San Carlos, Córdoba, Leda López Gómez, defendió su administración, salió al paso a sus críticos y ante magistrados del Consejo Nacional Electoral, dijo que en medio de la crisis financiera está cumpliendo su programa de gobierno.

En el tiempo que le otorgaron durante la audiencia de revocatoria de mandato impulsada por el movimiento “Salvemos a San Carlos”, la mandataria referenció que encontró un municipio con déficit altísimo y que en el primer año se trabajó en poner la casa en orden y dice haber logrado tener recaudos por impuestos cercanos al 98%, lo que se traduce en confianza institucional.

Una de las grandes apuestas, además de las actuaciones fiscales, de ordenamiento financiero y administrativo, es la gestión de recursos como el aseguramiento de 3.200 millones de pesos para adelantar el plan de alcantarillado del municipio.

Reiteró que el municipio arrastra desde hace 25 años problemas administrativos y un déficit financiero que supera los 129 mil millones de pesos.

Aprovechó el espacio para mostrar obras adelantadas, otras en ejecución y convenios como el que legaliza con el IGAC (Instituto Geográfico Agustín Codazzi) para actualizar catastralmente al ente territorial que tiene 20 años en abandono.