Ahora sí le toca a la gente

Ahora sí le toca a la gente

Montería, como otras ciudades capitales del país decidieron apostarle a la reactivación de la economía. Después de un año largo de pandemia, con dolorosas muertes, que aún se mantienen, y contagiados todos los días, se fija como meta recuperar la empleabilidad y la salud financiera del municipio.

Aunque no deja de sentirse un poco de miedo porque el virus no se ha ido, depende de nosotros, de nuestro comportamiento y de la utilización permanente del tapabocas y medidas de bioseguridad, que esta etapa sea exitosa.

Después de ese extenso tiempo con medidas como la ley seca y el toque de queda, a partir del primero de junio dependerá de cada uno de nosotros el autocuidado.

Creo que el tiempo nos ha debido enseñar que el virus no es un juego y que debemos asumir con responsabilidad personal y colectiva esta nueva modalidad de vida.

Confiar en que todos van a cumplir es imposible. No necesitamos pelear ni sufrir por esos irresponsables, más bien mantengámoslos a distancia, porque sino se quieren ellos mismos, como creen que van a respetarnos a los demás.

Que la “nueva normalidad” que dibuja sobre una ciudadanía que mayoritariamente necesita diversión y consumismo acelerado, no nos lleve al desborde. Las restricciones han provocado un silencioso comportamiento de intolerancia humana y otros sucumben en problemas de salud mental.

No olvidemos que la acción responsable es a la vez un acto de solidaridad para con los demás.

Ante una responsabilidad ciudadana frágil e inmadura, te has preguntado ¿cuáles son las tuyas y si las aplica? . Respóndete internamente, evalúa, saca tus conclusiones y lo corrige lo que haces mal, fortalece y preserva lo bueno.

¿Estamos preparados para enfrentar con responsabilidad la pandemia?, depende de la gente, depende de nosotros, de toda la sociedad.