Aumenta niños migrantes en la zona del Urabá-Darién

Aumenta niños migrantes en la zona del Urabá-Darién

Sharing is caring!

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, evaluó desde el municipio de Necoclí, la dinámica de los migrantes en tránsito y evidenció que el fenómeno aumentó y los porcentajes de niños y adolescentes va en ascenso.

Según datos de la Defensoría, durante el primer semestre de 2022 y por la zona del Urabá-Darién,  la mayoría de los migrantes son de nacionalidad venezolana, a diferencia del año pasado cuando la población haitiana predominaba.

Vale destacar que la mayor parte de las personas que hoy pasa por esta región, con destino al norte del continente, no cuenta con recursos económicos suficientes para su travesía y debe permanecer algún tiempo en actividades informales.

En segundo lugar, la Defensoría del Pueblo ha podido evidenciar que viene aumentando el número de familias migrantes, con niños, niñas y adolescentes, mientras que en 2021 en su mayoría era población masculina joven.

Durante su recorrido, en Defensor del Pueblo advirtió que le preocupan dos circunstancias particulares.

“La primera es que tenemos reportes que muchos migrantes siguen recurriendo a transportadores informales para hacer su recorrido por rutas irregulares y sin el control de las autoridades, colocando en riesgo la vida, seguridad e integridad, como ha quedado evidenciado en varios naufragios recientes”.

El pasado 11 de junio una embarcación con 29 personas naufragó en el Golfo de Urabá, afortunadamente sin víctimas mortales. En octubre de 2021 otro evento similar dejó como saldo 3 mujeres muertas y un niño cuyo cuerpo nunca fue hallado.

“La segunda circunstancia de especial preocupación es el gran número de niños, niñas y adolescentes no acompañados que se mezcla con las caravanas de migrantes que transitan por el Urabá con destino a Panamá”, agregó Carlos Camargo.

Finalmente, reiteró su llamado a las autoridades de Colombia y de los demás países por donde se da este tránsito de menores de edad no acompañados para que adopten las medidas de protección necesarias a fin de evitar que esta población, que goza de especial protección del Estado, caiga en manos de redes criminales que los utilicen para actividades ilícitas como la trata, tráfico y explotación sexual, mendicidad, tráfico de estupefacientes, entre otras.

Las autoridades migratorias panameñas han identificado un total de 19.000 migrantes que han llegado a su territorio provenientes de la zona del Darién, de los cuales cerca del 25% (unas 4.700 personas) son niños, niñas y adolescente.