Tras varias mesas de concertación, gremios empresariales y centrales obreras no han podido llegar a un acuerdo sobre el aumento salarial para 2021.

Al respecto el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, precisó que tanto la propuesta de los empresarios como la de las centrales obreras son muy lejanas y no están acorde a las necesidades económicas del país con la premisa de mantener y generar empleo.

«Las dos propuestas son muy lejanas. Los gremios prácticamente están hablando de un 3%, inclusive menos, y las centrales obreras se casaron con algo muy fuerte que es el 14% y más que un porcentaje con un valor, es decir que en Colombia el salario mínimo es de un millón de pesos», dijo el jefe de la cartera.

Desde el Ministerio de Trabajo están definidos los puntos a considerar para el próximo aumento salarial que son proteger los empleos actuales, generar más puestos de trabajo y conservar el ingreso de los trabajadores.

De no llegar a un acuerdo en las mesas de concertación será el Gobierno Nacional el que tenga la última palabra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *