Con el respaldo de partidos alternativos se intentará abrir paso la candidatura a la Gobernación de Córdoba de Cesar Jattin Feris, un experimentado dirigente político que a su paso por la función pública no ha tenido problemas fiscales, disciplinarios, ni penales, ni escándalos que pongan en duda su rectitud.

Los movimientos y partidos que impulsan el nuevo proyecto político por la Gobernación de Córdoba, lo postulan al considerarlo como una opción distinta a las coaliciones tradicionales que tienen marcados extremos ideológicos y que no permiten converger distintos pensamientos.

Partidos como Alianza Verde, Polo Democrático, Colombia Humana, sectores liberales, independientes, líderes populares, gremios de la producción, entre otros, consideran que el precandidato es una alternativa distinta a las casas políticas tradicionales.

Además lo rotulan como un dirigente de consensos y no de extremos, de centro y abierto para recibir propuestas de reconstrucción administrativa, desarrollo territorial, recuperación de la dignidad gubernamental, respeto por el ciudadano y de honestidad en la inversión pública que ataque los verdaderos problemas de la sociedad.

Quienes lo respaldan consideran que ante las oportunidades políticas de la región, donde prima la indecisión, la improvisación, y el afán de buscar candidatos de acomodo que “cumplan” a los jefes políticos, presentarán en rueda de prensa la semana entrante el nombre de Cesar Jattin Feris, como una opción distinta que le devuelva el gobierno al ciudadano.

¿Quién es Cesar Augusto Jattin Feris?

Ha sido elegido por elección popular para integrar la Asamblea Departamental de Córdoba en tres ocasiones, siendo nombrado presidente de la misma igual número de veces (1990, 1991 y 2002). Cuenta con 61 años de edad y al margen del tema político se ha desenvuelto en el sector privado.

Su más reciente presentación política ocurrió hace pocos meses cuando se asomó como precandidato a la Gobernación de Córdoba por el Partido Centro Democrático, de la que luego se retiró, junto con otros aspirantes, al considerar que no existían las garantías de un proceso interno para la escogencia del candidato único.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *