La Asociación sindical que agrupa a los profesores en Córdoba, Ademacor, alertó por las amenazas de muerte de la que están siendo objeto 600 docentes que se ganaron el concurso de méritos para y fueron nombrados en los llamados municipios con Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET, o zonas de conflicto.

El sindicato afirma que los dejan ingresar a los territorios, fueron declarados como objetivo militar en el sur de este departamento y piden ayuda estatal.

Un panfleto que circula a través de redes sociales y del que fueron notificados los docentes, precisa que se prohíbe la presencia de los educadores en el territorio, a riesgo de ser asesinados.

“Estos docentes se encuentran amenazados por algunos grupos al margen de la ley que no les permiten llegar a los sitios de trabajo, coartando de esta forma la posibilidad de vinculación laboral de estos educadores y con ella quitándole la oportunidad a dichas comunidades de poder resolver el problema de la falta de docentes en los municipios del sur de Córdoba”, indica el pronunciamiento del presidente de Ademacor, Ermen Martínez Páez.

Los 603 docentes y directivos docentes esperan garantías para cumplir con sus tareas en zonas rurales de Tierralta, Valencia, en la subregión del Alto Sinú; mientras que en la subregión del San Jorge, los priorizados fueron Montelíbano y Puerto Libertador.