Políticamente que es más rentable para el senador David Barguil y su candidato a la Alcaldía de Montería, Carlos Ordosgoitia, ¿hacer coalición con la Casa Besaile y apoyar a Vanesa Hodeg’?, o ¿quedarse con su amigo personal y colega, Fabio Amín y respaldar su pupilo, Orlando Benítez?.

El dilema de Barguil, su candidato a la Alcaldía y su equipo político es definir cuál de los aspirantes se acomoda a sus intereses electorales.

¿Qué ganarían con la Casa Besaile y su candidata Vanesa Hodeg?


Músculo económico e institucional representado desde la Gobernación de Córdoba.

¿Qué ganarían con la Casa Liberal que respalda a Orlado Benítez?

Popularidad y moderado apoyo financiero.

¿Cuál de los dos candidatos les endosaría mayor número de votos?

Los llamados jefes de los grupos políticos tendrán que hacer el examen interno y tomar la decisión que consideren mejor.

Todas estas consideraciones están basadas en beneficio de votos, porque lo programático, que debiera ser lo más importante poco se discute.

Mientras se espera el movimiento de Barguil y su equipo político que mantienen un silencio prudente, la otra línea conservadora con su candidato a la Alcaldía Salin Ghisays, tiene adelantada la coalición con el ahora uribista, Carlos Gómez Espitia.

En el mismo dilema, sin mucho que perder, pero con mucho por ganar, se encuentra la Casa López Casado, que no tienen candidato propio, se mantienen con los Besaile y ahora con el casi avalado liberal Orlando Benítez, deberán tomar una decisión: o se suman al aspirante de su partido, o se quedan con Vanesa Hodeg.

Recordemos que tanto David Barguil como Fabio Amín estuvieron en la entonces denominada “gran coalición” encabezada por los Besaile, la misma que se fue desarmando con la salida de movimientos de apoyo. Ya Amín se fue, falta la decisión de Barguil y mayorías liberales.

Síguenos en instagram
www.instagram.com/quehayenmonteria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *