Conozca los alcances de la Ley que promueve el uso de vehículos eléctricos en el país

La Ley sancionada por el Presidente Iván Duque tiene por objeto generar esquemas de promoción al uso de vehículos eléctricos y de cero emisiones, con el fin de contribuir a la movilidad sostenible y a la reducción de emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero.

¿Qué beneficios tributarios tendrán quienes opten por la utilización de vehículos eléctricos?

Para los vehículos eléctricos, las tarifas aplicables no podrán superar en ningún caso el uno por ciento (1%) del valor comercial del vehículo.

Esta tarifa diferencial se encuentra por debajo de lo estipulado, en la medida en que la Ley 488 de 1998 establece que el impuesto de vehículos de combustibles se determina sobre la base de su valor comercial, así: hasta $20.000.000, 1,5%; más de $20.000.000 y hasta $45.000.000, 2,5%, y más de $45.000.000, 3,5%.

¿Habrá más beneficios?

Sí. Quienes adquieran este tipo de vehículos eléctricos tendrán descuento sobre la revisión técnico-mecánica y de emisiones contaminantes. Se establece que, dentro de los seis meses siguientes a la entrada en vigencia de la presente Ley, el Gobierno nacional, en cabeza del Ministerio de Transporte y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, reglamentará los lineamientos técnicos necesarios para la Revisión Técnico-Mecánica y de emisiones contaminantes en el caso de vehículos eléctricos. La tarifa de descuento se establecerá teniendo en cuenta que estos vehículos tienen un equipamiento tecnológico diferente y no generan emisiones de gases contaminantes.

También las compañías aseguradoras del sector financiero y cooperativo establecerán un descuento del 10% en las primas de los seguros SOAT (Seguro Obligatorio de Accidente de Tránsito) de los vehículos eléctricos objeto de esta Ley.
El beneficio de primas será registrado ante la Superintendencia Financiera de Colombia para su comprobación.

Adicionalmente, las entidades territoriales podrán desarrollar, promover y ofertar la adopción de esquemas de incentivos económicos para impulsar la movilidad eléctrica a nivel territorial, tales como descuentos sobre el registro o impuesto vehicular, tarifas diferenciadas de parqueaderos o exenciones tributarias.

¿Los vehículos eléctricos tendrán alguna restricción de circulación?

Los vehículos eléctricos y de cero emisiones estarán exentos de las medidas de restricción a la circulación vehicular en cualquiera de sus modalidades que la autoridad de tránsito local disponga (pico y placa, Día sin Sarro, restricciones por materia ambiental, entre otros), excluyendo aquellas que se establezcan por razones de seguridad.

De la misma manera, las entidades públicas y los establecimientos comerciales que ofrezcan al público sitios de parqueo, en los municipios de categoría especial y los de primera y segunda categoría, deberán destinar un porcentaje mínimo del 2 por ciento del total de plazas de parqueo habilitados, para el uso preferencial de vehículos eléctricos.

¿Habrá masificación de estos vehículos en el país?

La legislación que entró en vigencia determina que, en un plazo de 12 meses, el Gobierno Nacional, los municipios de categoría 1 (con 700.001 hasta 2.000.000 habitantes) y los especiales, exceptuando a Tumaco y Buenaventura, y el transporte público deberán cumplir con una cuota del 30 por ciento de vehículos eléctricos que se compren o contraten anualmente.

De la misma manera, las ciudades que cuenten con sistemas masivos de transporte público deberán implementar políticas para garantizar un porcentaje de las flotas con automotores eléctricos. De hecho, la norma establece que para el 2025 el 10% de los vehículos debe cumplir con esta disposiciónm, y para el 2035, el 100% de la flota debe ser eléctrica.

¿Dónde se podrán hacer las cargas de los vehículos?

Otro elemento clave es que en los tres años siguientes a la sanción de la ley se deben garantizar, mínimo, cinco estaciones de carga rápida en los municipios de primera categoría y especiales. Se exceptúan Buenaventura y Tumaco.

Para el caso específico de Bogotá, en el mismo lapso, se determinó que la capital del país deberá garantizar mínimo 20 estaciones de carga.

Esta disposición, según el texto de la Ley, debe ser cumplida, y la baja oferta de “vehículos eléctricos no será una causal que exima a los municipios de cumplir con la anterior disposición”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares