La Contraloría General de la República, archivó tres procesos de responsabilidad fiscal que adelantaba en contra del exgobernador de Córdoba, Edwin Besaile, por el desfalco económico que sufrió el departamento por cuenta de varios proyectos de ciencia y tecnología, uno de los capítulos de corrupción durante el gobierno de Alejandro Lyons.

El organismo de control señala que no encontró responsabilidad de Besaile en la firma y ejecución de los contratos firmados en 2013.

Los proyectos por los que era investigado Edwin Besaile fueron:

  1. Investigación sobre el corredor Agroecológico Caribeño, Córdoba-La Guajira, en la cuenca del río Sinú por valor de 51 mil millones de pesos.
  2. Investigación en recursos hidrobiológicos del Caribe colombiano. Inversión: 14 mil millones de pesos.
  3. Aplicación de ciencia, tecnología e innovación en carneros para mitigar efectos de los TLC en Córdoba. Inversión: 17.300 millones de pesos.

La defensa de Edwin Besaile sustentó que el exmandatario cuando llegó a la Gobernación procedió a liquidarlos y hacer efectivas las pólizas de cumplimiento y así se recuperaron cerca de 5 mil millones de pesos, de 82 mil comprometidos.

Los proyectos cuestionados y que según la Contraloría le generaron un enorme daño patrimonial al departamento de Córdoba, fueron concebidos por el entonces director de regalías, Jairo Alberto Zapa Pérez, quien fue asesinado.

Por estos hechos de corrupción hay varios detenidos, entre ellos el considerado presunto autor intelectual del crimen de Zapa Pérez, Jesús Henao Sarmiento.

Henao era el representante legal de la fundación Cineagroecológico, a través de la cual se contrataron y se subcontrataron millonarios recursos de Regalías, mientras Zapa fue jefe de esa dependencia en el Gobierno seccional.