Por: Toño Sánchez Jr.

“No preguntes qué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por tu país” (John F. Kennedy – Fue un Memorable Discurso de Posesión. Enero 20 de 1961).

Para mí en estos 67 años de Córdoba no hay nada que celebrar. Pero sí mucho para reflexionar y cambiar para bien.

Cuando uno ve los indicadores de cobertura en saneamiento básico de este Departamento es para vivir en constante vergüenza, más no para estar celebrando.

No hay nada que celebrar cuando hay corregimientos, veredas, caseríos y hasta municipios donde no hay agua potable, ni acueducto ni alcantarillado. Este es el ítem de evaluación más importante y determinante cuando te van a calificar si eres un Departamento en desarrollo o atrasado. 

Aquí saltarán algunos a decir, y hasta con razón: “pero es que hace años estábamos peor”. Esta es la excusa de los mediocres y perdedores. Con todo el dinero que por regalías ha entrado a Córdoba, sin contar la de los llamados hoy en día ‘cupos indicativos’ y dineros de la Nación, es para que este Departamento de la Región Caribe tuviera 100 % de cobertura en agua potable, mínimo.

No hay nada que celebrar cuando se cree que el agua potable por fin llegó a la Zona Costanera, pero por una ‘jugada maestra’ cambian las especificaciones técnicas de la tubería y tratan de matar a toda una comunidad con un agua que no es apta para el consumo humano. Y hasta la fecha nadie responde.

No hay nada que celebrar cuando hay sitios en Córdoba en donde los niños NO CONOCEN EL HIELO!!! porque no hay energía eléctrica. Solo lo han visto cuando han realizado alguna fiesta patronal o el poderoso hacendado de la zona les regala un bloque de hielo para que estos niños conozcan algo que se llama agua fría.

No hay nada que celebrar cuando hay partes en Córdoba donde los niños no tienen acceso a una completa educación pública ni a Internet. Y en donde muchos maestros no cumplen siquiera con los horarios, la mayoría de las veces por el mal estado de las vías o por la inseguridad.
No hay nada que celebrar en donde hay escuelas que son es un ranchón, donde hay un viejo tablero de acrílico que ya no resiste más un marcador negro y ni existe la Intrernet.

No hay nada que celebrar cuando Córdoba ha liderado por muchos años la muerte de maternas. Y en donde una entidad llamada CRUE es toda una empresa mortuoria. Allí el traslado de pacientes lo han convertido en un macabro negocio, ante los ojos cómplices de los últimos gobernantes y secretarios de Salud.

No hay nada que celebrar cuando hay alejadas zonas donde los ciudadanos prefieren morirse, que ser trasladados varias horas por vías en mal estado a un centro de salud, en donde por lo general el médico va cuando le da la gana.

No hay nada que celebrar en Córdoba cuando la salud en este Departamento se convirtió en un botín. En donde todo mundo se la ha robado y creado su propio cartel o cártel. Todos los implicados tienen lo que llaman comúnmente ‘casa por cárcel’ y, paradójicamente, gente que no tuvo nada que ver con esos robos, pero que por alguna razón firmaron algo, los tienen tras las rejas.

No hay nada que celebrar cuando Córdoba por el robo a la salud hoy está quebrado a IPS honestas que le prestaron servicio, pero que ahora están siendo castigadas con el no pago. Porque desde la Gobernación de Córdoba no se hace nada para separar al trigo de la paja… a las ladronas de las honestas.

No hay nada que celebrar cuando Córdoba, con sus gobernadores a la cabeza, ha permitido ser entregada a los grupos al margen de la ley. Aquí en esta tierra nacieron los grupos guerrilleros más crueles, despreciables e infames como lo fueron y son el EPL y los frentes V y XVIII de las Farc, respectivamente. Y somos el Departamento donde se asentaron los enemigos naturales de la guerrilla, que en su momento gozaron de gran simpatía por gran parte de la ciudadanía, aunque hoy lo nieguen, como lo fueron las Autodefensas. Llamados paramilitares por los guerrillos de civil, porque esta palabra servía para desinstitucionalizar a Colombia. Aquí en esta región se aplicó al pie de la letra eso de que ‘el enemigo de mi enemigo es mi amigo’. Pero a final de cuenta el remedio terminó siendo, al parecer, peor que la enfermedad. Por eso es que hay que tener cuidado de que cuando persigas monstruos no termines pareciéndote o siendo como ellos. ¿Estos son los 67 años que queremos celebrar?

No hay nada que celebrar cuando Córdoba permitió que el Estado, en cabeza de todos sus Presidentes, incluido el actual, el de la secta, le entregara municipios enteros al narcotráfico y cientos de hectáreas para la siembra de matas de coca (Parque Nudo de Paramillo). Y los gobernadores, incluida la súper cordobesa Sandra Devia, miran desde el Palacio de Naín esta entrega como que hasta con complacencia.

67 años para celebrar el abandono de municipios como Valencia, Tierralta, Canalete, Ayapel y Puerto Libertador – Bijao, entre otros, a la inseguridad, violencia y el narcotráfico.

67 años para celebrar qué. La entrega de 127 kilómetros de costas frente al mar Caribe al narcotráfico. La entrega de nuestra Zona Costanera al olvido y darle la espalda a uno de los regalos más maravillosos de la naturaleza… del universo a Córdoba, como lo es esta costa frente al mar Caribe. 

Celebrar 67 años de como han contaminado con mercurio a la Ciénaga de Ayapel y en donde ya personas que viven alrededor de ese bello y paradisíaco espejo de agua ya se les cae el pelo por la contaminación.

67 años para celebrar el robo continuo de los humedales de este Departamento, que tiene una envidiable riqueza hídrica.

No hay nada que celebrar cuando Córdoba está llena de caminos de herradura por donde nuestros sinuanos campesinos no pueden mover un quintal de yuca o ñame, o un ciento de plátano. 67 años para celebrar el abandono y desprecio por nuestra zona rural.

67 años para celebrar cómo se han robado descaradamente al Departamento de Córdoba –unos más que otros- desde la elección popular de gobernadores. Empezando por la rata más despreciable, el primer gobernador elegido por voto popular. Llevará hasta su tumba el ‘honor’ de ser el primer gobernador destituido y preso por bandido. Allí, todo empezó mal para Córdoba. Después le siguió el hombre que ‘democratizó’ el robo en Córdoba, Jaime Torralvo Suárez. Con este nació el tumbe del 50/20, el robo o ‘carrusel de la educación’ (Este mismo fue el que vendió una isla en Ayapel de la CVS cuando fue su director). Por último, cuando todo mundo pensó que la juventud iba a redimir a este Departamento, vino el golpe más decepcionante, la administración de Alejandro Lyons Muskus, pero esta última, merece hasta un libro.

67 años para celebrar que la Gobernación de Córdoba –y todos sus activos, humanos o no- se han convertido en un botín de guerra y como en una especie de potrero o ventorrillo de los políticos.

67 años para celebrar que aquí se puede hacer lo que sea y sin agüero y no le pasa nada a nadie, al punto de que hoy toda nuestra juventud quiere ser contratista para enriquecerse de la noche a la mañana… y sin ejecutar el objeto del contrato!!!

67 años para celebrar como le entregaron la Gobernación de Córdoba a una cachaca que no siente nada por esta tierra y nunca ha tenido arraigo con Córdoba. Pero lo más terrible y vergonzoso será que cuando se lea la lista de exgobernadores de Córdoba habrá que nombrarla.

Celebrar 67 años de como han engañado a los cordobeses con la construcción de un tal Parque Agroindustrial.

Celebrar 67 años de como han sitiado a Córdoba a punta de peajes y grupos al margen de la ley. Dónde están las vías 3G, 4G y demás en Córdoba. Lo que hay es son MOCHOS de algo que llaman ‘doble calzada’.

¿Se sienten felices por estos 67 años?

De mi parte yo lo que siento es vergüenza, tristeza y decepción.

Decepción conmigo mismo por no haber hecho más como periodista por la gente de la zona rural de Córdoba. Siento que les he fallado. Y les pido perdón por no haber estado a la altura.

Pero siempre he sido un condenado a la esperanza y a los sueños. Y sé que la gente buena de Córdoba es más de la que podamos imaginar, por lo que confío en que sí podemos cambiar para bien de todos. Necesitamos que alguien encienda esa chispa que todos tenemos de esperanza, para construir la Córdoba que le debemos a todos los que vienen detrás de nosotros. No nuestros hijos, porque sería como egoísta, sino TODOS los que vienen detrás.

Yo me considero una generación perdida por no haber hecho más por Córdoba y los cordobeses más olvidados, estos últimos que son la gran mayoría de este Departamento.

Ha llegado el momento de hacernos valer como VERDADEROS CIUDADANOS!!! Nosotros somos el último eslabón de una democracia, porque somos los que llegamos solos a ese cubículo ese último domingo de octubre de 2019 a votar. Y creo, que es en ese lugar donde somos más libres que en ninguna otra parte. Estas solo tú y tu conciencia. No puedes echarle la culpa a nadie de la decisión que allí tomes con ese lapicero y tarjetón. Vamos ese día a castigar a quienes se han asaltado y burlado de este Departamento. Pero esto no es dañando los tarjetones y escogiendo a CUALQUIERA. 

Quiero terminar parafraseando a John F. Kennedy… No preguntes qué puede hacer Córdoba por ti. Más bien pregúntate qué puedes hacer tú por este BELLO DEPARTAMENTO: CÓRDOBA Y LOS CORDOBESES!!!

Para mí, para Toño Sánchez Jr., no hay nada que celebrar, pero sí mucho que cuestionar y cambiar. Y esto último sé que es como coser y cantar para todos los cordobeses (Y también para todos aquellos que creyeron en este Departamento y se asentaron aquí) que verdaderamente aman a esta tierra.

@Tonsanjr

One thought on “Córdoba, 67 años ¡¿DE QUÉ?! No hay nada que celebrar”
  1. Pero puedes celebrar con bombos y platillos, velas y ron blanco, el honor de ser el Dpto que tiene en la carcel 3 parlamentarios , un gobernador fugitivo, y los contratistas mas deshestos y ratas del mundo.
    Tambien te puedes pegar tu buena borrachera festejando con los alcalde mas picaros del pais,. Solo por hacer mension de un hecho inedito, candidatos que recien egresados de la universidad se honorgullesen comprando votos con dinero de sus mentores encanados, y al llegar a la alcaldia a gananse un salario de 3 o 4 millones durante 4 años ,al final de su picardia salen multimillonarios y tildados por sus coterraneos con el dicho «fue bueno porque robo poquito.»
    Tambien puedes darte tu buena Pea, festejando el hecho de tener el mayor indice de pobreza, la tasa mas alta de desempleo , la mayor concentracion de la tierra, el mayor numero de politiqueros desprestigiados, el lugar donde el negocio de la compraventa de votos produce gran riqueza y poder, el Dpto donde el chisme, y la calumnia son los argumentos del diario vivir.
    No necesitas parafrasear al expresidente estadounidense ya que ustedes poseen su buen argumento «no te preguntes que has hecho por tu region ,por tu gente, o por tu familia, mas buen preguntate que has hecho por los otomanos ,y cuantas niñitas y tierras le has puesto en bandeja a los emigrantes turcos»
    Por favor,no publiques mi nombre por que como estan las cosas en cordoba , por una botellita de guaro ,o un puestico de celador le pueden informar al politiquero de turno y uno ser convertido en cadaver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *